Efecto Dunning-Kruger, opinar sin tener ni idea, y el efecto Mandela, productos de la manipulación y la ignorancia.

Efecto Dunning-Kruger, o por qué la gente opina de todo sin tener ni idea.

El efecto Dunning-Kruger puede resumirse en una frase: cuanto menos sabemos, más creemos saber. Es un sesgo cognitivo según el cual, las personas con menos habilidades, capacidades y conocimientos tienden a sobrestimar esas mismas habilidades, capacidades y conocimientos. Como resultado, suelen convertirse en ultracrepidianos; gente que opina sobre todo lo que escucha sin tener idea, pero pensando que sabe mucho más que los demás.
El problema es que las víctimas del efecto Dunning-Kruger no se limitan a dar una opinión ni a sugerir, sino que intentan imponer sus ideas, como si fueran verdades absolutas, haciendo pasar a los demás por incompetentes o completos ignorantes, cuando en realidad no es así. Obviamente, lidiar con estas personas no es fácil porque suelen tener un pensamiento muy rígido.

El delincuente que intentó volverse invisible con zumo de limón

A mediados de 1990 se produjo en la ciudad de Pittsburgh un hecho que podríamos catalogar, cuanto menos, de sorprendente. Un hombre de 44 años atracó dos bancos en pleno día, sin ningún tipo de máscara para cubrir su rostro y proteger su identidad. Obviamente, aquella aventura delictiva tuvo una vida muy corta ya que el hombre fue detenido rápidamente.
Cuando lo apresaron, McArthur Wheeler, que así se llamaba, confesó que se había aplicado zumo de limón en la cara ya que este le haría invisible ante las cámaras. “¡Pero si me puse zumo de limón!”, fue su asombrada respuesta cuando lo arrestaron.
Más tarde se conoció que la idea del zumo fue una sugerencia de dos amigos de Wheeler, quienes bromearon sobre el hecho de que atracarían un banco usando esa técnica para que no los reconocieran. Wheeler puso a prueba la idea aplicándose zumo en su cara y sacándose una fotografía, en la cual no apareció su rostro. Es probable que se debiera a un mal encuadre, pero aquella “prueba” fue definitiva para Wheeler, quien decidió llevar adelante su plan “genial”.
La historia llegó a oídos del profesor de Psicología social de la Universidad de Cornell, David Dunning, quien no podía dar crédito a lo que había sucedido. Aquello le llevó a preguntarse: ¿Es posible que mi propia incompetencia me impida ver esa incompetencia?
Ni corto ni perezoso, puso manos a la obra, junto a su colega Justin Kruger. Lo que hallaron en la serie de experimentos que realizaron los dejaron aún más sorprendidos.

El estudio que dio origen al efecto Dunning-Kruger 

En una serie de cuatro experimentos, estos psicólogos analizaron la competencia de las personas en el ámbito de la gramática, el razonamiento lógico y el humor.
A los participantes les pidieron que estimaran su grado de competencia en cada uno de esos campos. A continuación, debían realizar una serie de test dirigidos a evaluar su competencia real.
Entonces los investigadores notaron que cuanto mayor era la incompetencia de la persona, menos consciente era de ella. Paradójicamente, las personas más competentes y capaces solían infravalorar sus competencias y conocimientos. Así surgió el efecto Dunning-Kruger.
Estos psicólogos concluyeron además que las personas incompetentes en cierta área del conocimiento:
– Son incapaces de detectar y reconocer su incompetencia.
– No suelen reconocer la competencia del resto de las personas.
La buena noticia es que este efecto se diluye a medida que la persona incrementa su nivel de competencia ya que también se vuelve más consciente de sus limitaciones.

¿Por qué cuanto menos sabemos, más creemos saber?

El problema de esta percepción irreal se debe a que para hacer algo bien, debemos tener al menos un mínimo de habilidades y competencias que nos permitan estimar con cierto grado de exactitud cuál será nuestro desempeño en la tarea.
Por ejemplo, una persona puede pensar que canta estupendamente porque no tiene ni idea de música y no conoce todas las habilidades necesarias para controlar adecuadamente el tono y timbre de la voz y llevar el ritmo. Eso hará que diga que “canta como los ángeles”, cuando en realidad tiene una voz espantosa.
Lo mismo ocurre con la ortografía, si no conocemos las reglas ortográficas, no podremos saber dónde nos equivocamos y, por ende, no seremos conscientes de nuestras limitaciones, lo cual nos llevará a pensar que no cometemos errores ortográficos.
De hecho, el efecto Dunning-Kruger se puede apreciar en todas las áreas de la vida. Un estudio realizado en la Universidad de Wellington reveló que el 80% de los conductores se califican a sí mismos por encima de la media, lo cual, obviamente, es estadísticamente imposible.
Este sesgo cognitivo también se aprecia en el ámbito de la Psicología. Tal es el caso de las personas que afirman que “mi mejor psicólogo soy yo mismo”, simplemente porque desconocen por completo cómo les puede ayudar este profesional y la complejidad que encierran las técnicas psicológicas.
En práctica, creemos que sabemos todo lo que es necesario saber. Y eso nos convierte en personas sesgadas que se cierran al conocimiento y emiten opiniones como si fueran verdades absolutas.

¿Cómo minimizar el efecto Dunning-Kruger, por nuestro propio bien?

Todos cometemos errores por falta de cálculo, conocimientos y previsión. La historia está repleta de errores épicos, como el de la emblemática Torre de Pisa, que comenzó a inclinarse incluso antes de que terminara la construcción. Hace tan solo unos años, el gobierno francés gastó 15.000 millones de euros en una flota de 2.000 trenes nuevos, para después descubrir que eran demasiado anchos para 1.200 de sus estaciones, lo cual les llevó a invertir aún más para acondicionar esas estaciones.
En nuestro día a día también podemos cometer errores por falta de experiencia y por sobreestimar nuestras capacidades. Los errores no son negativos y no debemos huir de ellos sino que podemos convertirlos en herramientas de aprendizaje, pero tampoco es necesario tropezar continuamente con la misma piedra ya que llega un punto en que resulta frustrante.
De hecho, debemos mantenernos atentos a este sesgo cognitivo porque la incompetencia y la falta de autocrítica no solo hará que lleguemos a conclusiones equivocadas sino que también nos impulsará a tomar malas decisiones que terminen dañándonos.
Esto significa que, en algunos casos, la responsabilidad por los “fracasos o errores” que experimentamos a lo largo de la vida no recae en los demás ni es culpa de la mala suerte sino que depende de nuestra deficiente autoevaluación.
Para minimizar el efecto Dunning-Kruger y no convertirnos en esa persona que opina sobre todo sin tener idea de nada, lo más importante es aplicar estas sencillas reglas:
– Sé consciente al menos de la existencia de este sesgo cognitivo.
– Deja siempre un espacio para la duda, para formas diferentes de pensar y hacer las cosas.
– Opina siempre desde el respeto a los demás. Por muy seguro que estés de tu opinión, no intentes imponerla.
Debemos recordar que nadie es experto en todas las materias de conocimiento y ámbitos de la vida, todos tenemos carencias e ignoramos muchas cosas. Por tanto, lo mejor es enfrentar la vida desde la humildad y con la actitud del aprendiz.

¿Cómo lidiar con las personas que no reconocen su incompetencia o desconocimiento?

Las personas que opinan de manera tajante sobre todo sin tener idea y que subestiman a los demás, suelen generar un gran malestar. Nuestra primera reacción suele ser irritarnos o enfadarnos. Es perfectamente comprensible, pero no servirá de nada. En su lugar debemos aprender a mantener la calma. Recuerda que solo puede afectarte aquello a lo que le das poder, lo que consideras significativo. Y sin duda, la opinión de una persona que no es experta en la materia y ni siquiera sabe de lo que habla, no debería ser significativa.
Si no deseas que la conversación vaya más allá, simplemente dile: “He escuchado tu opinión. Gracias”, y zanja el asunto. Si realmente te interesa que esa persona salga de su estado de desconocimiento y sea más consciente de sus limitaciones, lo único que puedes hacer es ayudarle a desarrollar sus habilidades en esa área.
Evita frases como “no sabes de lo que hablas” o “no tienes ni idea” porque de esta forma solo lograrás que esa persona se sienta atacada, asuma una actitud defensiva y se cierre a tus propuestas. En su lugar, plantea una nueva perspectiva. Puedes decir: “ya te he escuchado, ahora imagina que las cosas no fueran exactamente así”. El objetivo es lograr que esa persona se abra a opiniones y formas de hacer diferentes.
También puedes recalcar la idea de que todos somos inexpertos o incluso profundos desconocedores en algunos campos, no es algo negativo sino una increíble oportunidad para seguir aprendiendo y crecer como personas.

 

Fuentes: -Kruger, J. & Dunning, D (1999) Unskilled and Unaware of It: How Difficulties in Recognizing One’s Own Incompetence Lead to Inflated Self-Assessments.
-Journal of Personality and Social Psychology; 77(6): 1121-1134.
-McCormick, A. et. Al. (1986) Comparative perceptions of driver ability— A confirmation and expansión. Accident Analysis & Prevention; 18(3): 205-208.

 

¿Qué es el efecto mandela?

Para comprender este efecto es necesario conocer su origen, en el año 2013 luego de varios problemas pulmonares el expresidente de Sudafrica Nelson Mandela murió, una noticias que conmocionó al mundo, pero sucedió algo muy extraño luego de este hecho de impacto mundial, Fiona Broome, una blogera muy reconocida en el mundo paranormal escribe haber quedado impactada pues ella recordaba que Mandela había muerto en la carcel, recordaba detalles como el de su viuda llorando, disturbios callejeros, etc.

Desde que Fiona Broome lo hizo publico miles de personas empezaron a reportar que ellos recordaban que este presidente había muerto muchos años atrás en la cárcel y fue así como comenzaron a surgir historias similares en el mundo y se le bautizó como el efecto mandela.

El efecto Mandela, caso: Star Wars

Las personas empezaron a teorizar sobre este fenómeno, indicando que estos recuerdos eran de un universo paralelo donde el expresidente Mandela murió en la cárcel o peor aún, que las personas que experimentaban estos recuerdos provenían de realidades alternas en la que el expresidente realmente murió en la cárcel y por ello se explica que estas personas tengan en sus memorias eventos que en nuestra realidad aún no han ocurrido.

efecto mandela ejemplos

Uno de los ejemplos más impresionantes es el que sucede con el efecto mandela y la película Guerra de las Galaxias, en la entrega de “El imperio contraataca” ocurre una de las escenas más famosas de esta saga, donde Darth Vader le revela a Luke que es su padre. La mayoría de las personas que vio esta película recuerda haber oído la frase “No luke, yo soy tu padre”, pero en realidad él nunca dijo el nombre de luke, esto pasaría por alto como un invento del público.

Este es un caso inquietante del efecto mandela en star wars porque el actor dice haber leído en el guión la palabra luke pero en el papel original conocido no se observa la palabra luke, esto es bastante inquietante pues incluso existe mercancía referente a la película con esta frase que nunca salió en la película, al menos no en nuestra realidad.

Efecto Mandela ejemplos y explicación

Hay otros ejemplos del efecto mandela con títulos de series como Sex and The city, que es recordada por muchas personas como Sex in the City. También en la web se pueden encontrar casos de personas que al despertar no reconocen las cosas más elementales de su entorno, incluso el caso de una mujer que dice que nadie en su familia recuerda una operación en el hombro de una de sus hermanas. Otro también es con el cereal Froot Loops que es recordado por algunos como Fruit Loops.

Hay varias explicaciones para este fenómeno que he resumido de la siguiente manera:

  • Sesgo de confirmación: La mente por lo general trata de adaptar tus recuerdos a las cosas en las que crees, por tanto mientras mas te interese el tema del efecto Mandela mas tendrás este tipo de experiencias.
  • La desinformación: Si hay un hecho que no recuerdas bien o no conoces a profundidad, pero alguien te comenta al respecto, puedes terminar almacenando esta información como parte de tus recuerdos y posteriormente considerarla como cierta aunque no lo sea.
  • Falsa Atribución a la memoria: La mente nunca esta dispuesta a aceptar como cierto nuevos hechos que antes dábamos por seguros, por ello aunque un evento no halla ocurrido, es posible que has escuchado tantas veces la versión errada, que cuando te dicen la real te sorprendas y lo niegues.
  • Criptomnesia: Es normal que nuestros cerebro convierta cosas que hemos imaginado en los espacios donde va la memoria, un pequeño fallo de configuración orgánica podríamos decir. Esto te hará entender que recuerdas algo que solamente imaginaste alguna vez.
  • Disonancia cognitiva: si una información suministrada va en contra de tus creencias mas fuertes entonces estas en un episodio de negación de la realidad, tratando de fusionar tus recuerdos con tus creencias.
  • Falsa Memoria: el estrés postraumatico produce que el cerebro adapte los recuerdos a eventos mas aceptables para mejorar la sensación de vida.
  • Conspiración: no requiere mayor definición, pero los mas defensores del efecto mándela atribuyen esta experiencia a algo que nos oculta alguien que no desea que conozcamos la verdad.

Otros Casos del Efecto Nelson Mandela

Existen muchos eventos algunos con mas relevancia o no en la historia pero que sin duda prueban que este extraño fenomeno esta sucediendo cada vez con mas frecuencia entre las personas, ya hemos mencionado algunos de los mas conocido y ahora te hablaremos de otros no tan conocidos pero igual de sorprendentes:

El hombre que paró la fila de tanques en china

El 5 de julio del año 1989 fue captada una imagen de un hombre parando la fila de tanques en medio de la masacre de la plaza Tiananmén en china. Lo que sucedió fue que los tanques no pudieron pasar, se detuvieron frente a un indefenso hombre con bolsas en sus manos. Pero lo increíble es que hoy existen miles de personas que dicen recordad el evento muy diferente, ellos dicen que los tanques si le pasaron por encima a aquel hombre quitandole la vida y lo afirman con tal seguridad que al conocer lo que realmente sucedió entran en shock mental.

Casos puntuales que involucran este efecto

  • La serie de osos The Berenstain Bears es recordada por algunas personas como The Berentein Bears.
  • El Logo de la compañía Volkswagen es recordado por muchas personas de manera diferente.
  • El funcionamiento y composicion del sistema digestivo.
  • El tamaño de los continentes.
  • El tamaño de Italia.
  • La ubicación y el tamaño de Australia.
  • La cantidad de personas que iban en el carro de Kennedy cuando fue asesinado. Muchos dicen recordad que eran 4 personas pero en realidad eran 6.
  • Tras la reciente muerte de  Fidel Castro de Cuba muchas personas han expuesto en foros que ellos tienen recuerdos de que ya Fidel castro había muerto hace años, algunos recuerdan que había muerto en los años 90, otros que su muerte fue anunciada hace 1 año o 2. Incluso algunos dicen que recuerdan haber visto su imagen en el ataúd con tanta exactitud que les aterra. Lo cierto es que no, el ha muerto este viernes 25 de noviembre de 2016, así que si es tu caso, estas siendo victima del efecto mándela con la muerte de Fidel castro.
  • Patrick Swayze, muchos recuerdan que el se recupero del cáncer, cuando en realidad murió en 2009 producto de esa enfermedad.
  • Muhammed Ali, algunos creen recordad que ya no esta con nosotros, ellos piensan que murió y recuerdan incluso su emotivo funeral, pero realmente aun sigue vivo y tiene 74 años hasta este momento mayo de 2016.
  • La forma en que fue sesinado Dr. Martin Luther King, algunos dicen que fue con una pistola a una distancia corta, pero en realidad fue con un rifle a larga distancia.
  • Madre Teresa de Calcuta, algunos se sorprendieron cuando fue declarada santa, porque según ellos recordaban que esto había sucedido en el año 90 cuando aun ella estaba viva. Además hay quienes dicen recordad que su nombre no era teresa sino Theresa.
  • Katy Perry, muchas personas afirman que su nombre no es Katy sino Kate.
  • El golpe del 23F en palacio de cortes, mucha gente creo recordar que fue transmitido en vivo aquel suceso terrible, pero la realidad es que fue transmitido por radio y pasado en tv mucho después.
  • Ricky Martin y el mito del tarro de mermelada:  En antena 3 surgió un mito de una supuesta escena donde Ricky Martin sorprendía a una fan pero al salir del armario donde se encontraba la encontró sin ropa y con un tarro de mermelada y su mascota. Pues bien, esa escena nunca existió y tuvo que salir la propia presentadora a desmentir los mitos que había sobre que hubieran borrado el vídeo.
  • La película de J.J. Abrams Super 8, los protagonistas nunca se besaron, aunque la gente dice recordar que el beso entre ellos fue la parte mas tierna de la película
  • Tom Cruise no llevaba gafas en la famosa escena de baile de rodríguez en Risky Business, pero todas las imitaciones lo incluyen con gafas.
  • La pintura de Enrique VIII por Hans Holbein las personas dicen recordar que el llevaba una pata de pavo, pero esta idea es falsa, solo llevaba un guante.
  • El típico emblema de monopoly que todos recordamos, un magnate corriendo con una bolsa de dinero y sombrero de copa, nunca ha llevado un lente tipo monóculo, pero así lo recuerdas no?.

Prueba irrefutable del efecto mándela en Carpool Karaoke de James Corden

Esta es la prueba mas reciente que ha quedado grabada en vídeo del efecto mandela, sera mejor que estés sentado porque puedes quedar realmente impactado con lo que vas a ver. Todos recordamos la famosa canción “We are de champions” de Queen, ¿La recuerdas?, bueno si haces memoria del final de la canción, recordaras que esta termina en “of the world” o como sonaría en la música “because we are the championsssss …. of the woooorrrlldd”, ¿ahora si la recuerdas?, bueno pero y si te dijera que en la canción original no existe el final “of the world”, así es, la canción termina en “champions” y queda un vació de silencio y te lo vamos a probar con el vídeo original y con un vídeo increíble donde los famosos Julia Roberts, George Clooney y Gwen Stefani cuando asistieron al programa Carpool Karaoke de James Corden y cantaron la canción, al final se quedan en shock cuando ven que esa frase tan recordada misteriosamente desapareció del audio original.

Aquí dejo como referencia dos paginas en inglés pero que en ella podrás leer sobre un sin fin de casos catalogados como del efecto mandela: mandelaeffect.com y www.reddit.com, y que me han servido de fuente.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.