Anunnaki

INDICE SECCIONES ACCESO RAPIDO:

(Ir a sumerios)b97

(Ir a anunnakis)

(Ir a Sitchin)

(Ir a Däniken)

(Ir a reptilianos)

 

De Amón Ra y El Libro De Los Muertos desde la civilización sumeria:

“Así dijo Marduk, conocido con el nombre de Ra en la Segunda Región: ¡Que los reyes de mi Región que sean descendientes de Neteru, viajen a Nibiru en la Otra Vida! Esto decretó Ra en su reino. Les enseñó a los reyes a construir tumbas orientadas al este, les dictó un largo libro a los escribas-sacerdotes, en él se describía con detalle el viaje a la Otra Vida. En el libro se contaba cómo llegar al Duat, el Lugar de los Barcos Celestiales, cómo, desde allí, por medio de una Escalera al Cielo, viajar hasta el Planeta Imperecedero, de la Planta de la Vida comer, beber hasta la saciedad de las Aguas de la Juventud. Ra les habló a los sacerdotes de la llegada de los dioses a la Tierra, ¡El oro es el esplendor de la vida!, les dijo. ¡Es la carne de los dioses!, dijo Ra a los reyes.”
(Tablilla Sumeria XIII- “El Libro Perdido de Enki: Traducción de Tablillas Sumerias”- Zecharia Sitchin)

el libro de los muertos 01

SOBRE LOS SUMERIOS

volver a indice

LOS SUMERIOS: LA PRIMERA CIVILIZACIÓN DE LA HISTORIA (OFICIALMENTE)

Sumerio04

En el cuadro de la historia antigua, “Los Sumerios” resaltan como una de las primeras civilizaciones del mundo, quienes impulsaron la escritura, el cálculo matemático y la astronomía primitiva, pero también interpretaron básicamente las constelaciones que hoy en día conocemos como astronomía…
Al igual que los egipcios y los mayas; “Los Sumerios”eran minuciosamente observadores de las constelaciones atmosféricas, dando a conocer que todas sus esculturas expresaban la fiel atracción que tenían hacia las estrellas.
Brotó aproximadamente hace 6.000 años A.C. en un lugar que conocemos como la “Mesopotamia”ubicado entre las lagunas de Tigris y Éufrates (en el oriente del mundo). Su cultura habla mucho de las estrellas; los inicios de la escritura humana y los complicados cálculos matemáticos que practicaban en aquellas épocas; con toda su sabiduría e inteligencia, la raza “Sumerios” detalló pacientemente el movimiento de las estrellas y planetas, así como también el futuro de la humanidad, anunciando sucesos que podrían suceder en un tiempo lejano.

Sumerio03

Demasiado grande fue el asombro de los investigadores y arqueólogos cuando se dieron con la sorpresa de tablas que encontraron con años de exploración, los sumerios pudieran observar todo nuestro sistema solar (incluyendo los planetas), también un Dios junto a otros de su misma raza tratando de coincidir con su ideología.
Lo mas gracioso es que los Sumerios no tenían la tecnología suficiente para poder observar los planetas, el movimiento de las estrellas, ni mucho menos saber cuántos mundos tiene el sistema solar para poder plasmarlo en dichas piedras que se encontraron.

Sumerios06Pero, ¿Cómo lo hicieron? Aquí es donde vive lo más interesante; sorprendentemente “Los Sumerios” antes de
desaparecer dejaron muchas tablas de arcilla donde explicaban la real historia de su civilización y de donde provenían, la mayoría de arqueólogos lo han traducido más de una vez, pero la versión más controversial ha sido la interpretación de Zecharia Sitchin, la cual nos cuenta que “Los Dioses Sumerios” son los principales
involucrados en la creación de la humanidad y que ellos provenían de otros mundos, siendo superiores a nosotros.
En ciertas tablas traducidas mencionan a un “planeta” llamado “Nibiru”, el cual hace su circulación cerca de nuestro sistema solar cada 3.600 años. De dicha estrella planetaria proceden los llamados “Anunnaki”, unos seres inteligentes, apreciados Dioses para los mismos Sumerios, quienes crearon a la humanidad con el fin de esclavizarla para su conveniencia.

Sumerio01
Templo Sumerio en la actualidad

SOBRE LOS ANUNNAKIS

volver a indice

Los Anunnaki ¿Dioses o Aliens? ¿Realidad o mito?

Los Anunnaki son un grupo de deidades sumerias y acadias que están relacionadas con los Anunna, véase los cincuenta grandes dioses, y con los Igigi, los dioses menores.

Según un mito babilónico, los Anunnaki fueron los hijos de Anu, el cielo. Anu, a su vez, era hijo de los hermanos Anshar y Kishar, dioses del cielo y la tierra respectivamente. Por tanto, Anu era nieto de los dioses fangosos Lahm y Lahmu, guardianes del templo en Eridu, en el cual tuvo lugar la Creación. Lo que convierte a los Anunnaki en los bisnietos de los guardianes del templo de la Creación.

Enlil, señor del aire e hijo de Anu, sustituyó a su padre al frente del consejo de los Anunnaki y esta decisión provocó una disputa entre él y su hermanastro Enki, el señor de la tierra, dios del agua dulce, de la sabiduría y de la magia, considerado por muchos como un alquimista. Enlil (En = señor | Lil = aire) procedía de Nippur, mientras que su hermanastro Enki (En = señor | Ki = Tierra) lo hacía de Eridu.

Los Igigi, los dioses menores, rehusaron continuar trabajando para mantener la armonía del Universo y Enki, en el Shabbat o Shappatu, creó a la humanidad para que ésta asumiera la responsabilidad de realizar las tareas que los dioses menores habían abandonado. Los Anunnaki, el alto consejo de los dioses y de Anu, fueron distribuidos por el planeta Tierra y el el mundo subterráneo. Algunos de ellos fueron el propio Enki, Asaru, Asarualim, Asarualimnunna, Asaruludu, Namru, Namtillaku o Tutu.

Los Anunnaki en el siglo XX

La reinvención del término los Anunnakis surgió en 1964, tras la publicación del libro Mesopotamia antigua: retrato de una civilización muerta, del asiriólogo Adolph Leo Oppenheim, quién popularizó este concepto que fue tomado por distintos blogs y personajes del mundo esotérico y de pseudociencias de Internet.

Anunnaki en la ufología

Según esta creencia, los Anunnaki fueron extraterrestres que llegaron al planeta Tierra hace 445.000 años con un propósito claro: obtener oro. Al parecer, necesitaban este mineral para restaurar su atmósfera y protegerse de los rayos ultravioleta. Con el paso del tiempo, los Igigi se amotinaron y decidieron no seguir extrayendo oro, por lo que Enki decidió crear una nueva especie para que ésta extrajera dicho mineral. Decidió extraer un óvulo de una hembra neandertal, lo fecundó con esperma anunnaki y lo volvió a introducir en la neandertal. De esta unión nacieron unos seres con poco raciocinio y muy primitivos. En otras palabras: no eran útiles para el propósito por el que habían sido creados. Decidieron entonces repetir el proceso, pero, en vez de reintroducir el óvulo en la hembra neandertal, lo introdujeron en una hembra anunnaki. Y funcionó. De esa unión surgió la especie humana y durante miles de años fueron esclavos de los anunnaki, los cuales acabaron por enseñarles conocimientos para la supervivencia y el desarrollo.

Varios ufólogos postulan que los antiguos mitos sumerios narran esta experiencia real acerca de la intervención extraterrestre. Entre otros, para el historiador Zecharia Sitchin la intervención anunnaki explicaría el porqué no se ha encontrado al conocido eslabón perdido en la cadena evolutiva humana.

Los escritos de Zecharia Sitchin

El libro narra la llegada de los Anunnaki (Elohim o Nefilin bíblicos) a la Tierra procedentes del imaginario Nibiru hace unos 450.000 años. Eran seres altos de unos 3 metros de altura de piel blanca, cabellos largos y barba, quienes se habrían asentado en la Mesopotamia y que, por ingeniería genética, aceleraron la evolución del Neanderthal a Homo Sapiens (el eslabón perdido) aportando su propia genética, por la necesidad de tener trabajadores esclavos. Así, se encomendó a ENKI, la creación del ADAMUS o Lulú a su imagen y semejanza. Lo que hubiese requerido al menos un millón de años de evolución se hizo en un momento. El libro cuenta la instalación de Adan y Eva en el EDIN ( edén bíblico, una reserva) y su expulsión por el Comandante en Jefe de la Misión Tierra de los Annunaki, el tiránico ENLIL (Dios/Jehová / Jahvé/ Alá/ Zeus / Júpiter) cuando se percató que los Lulú tenían la capacidad de procrearse. El azerbaiyano Zecharia Sitchin, historiador y traductor de lenguas muertas, publicó una decena de libros conocidos cómo Crónicas de la Tierra a partir de la década de 1970. En ellos, supuestamente quedaban traducidas tablas sumerias de escritura cuneiforme y textos bíblicos en su escritura original. El primero de ellos, El 12º planeta, da una versión ampliada y algo distinta del Génesis.

Relata la tirante relación entre los medio hermanos y herederos ENKI y ENLIL, asi como la epopeya de Ziusudra (similar al Noé biblico) que, con la ayuda de ENKI habría salvado a la humanidad y a muchas especies de su extinción en el Diluvio Universal. Curiosamente todas las historias compendiadas en el Viejo Testamento, Sitchin las hace aparecer en la tablas sumerias.

El libro se aferra a la obsoleta idea de la civilización original que generó las restantes culturas de la Tierra. Cuenta como, espontáneamente, de la noche a la mañana surgió una civilización avanzada en SUMER.

Según la saga de Sitchin, la tecnología y poder de los Anunnaki aún no ha sido superada por nosotros, plantea que podían efectuar viajes espaciales y manejar la ingeniería genética hace 450.000 años, sino que habrían dejado sus rastros en toda la Tierra dando como ejemplo pirámides (las egipcias, mayas, aztecas y chinas), Stonehenge, el “espacio puerto de Baalbeck”, las lineas de Nazca y hasta Machu Pichu con tecnología que aún desconocemos. Sus libros, entonces buscan dar respuesta a lo que según sus seguidores serían los llamados “misterios” de la humanidad.
Uno de los textos de Sitchin es ” El libro perdido de ENKI” en el cuál el heredero de Anu y que salvara al menos tres veces al ser humano de su extinción, cuenta sus experiencias en la Tierra por casi 400.000 años dictándoselas por 40 días a un escriba humano de tablillas sumerias en su propia nave, antes de partir.

El autor fue muy atacado y hasta ridiculizado, porque mezcla conocimientos científicos aislados, mitologías diversas y la biblia para crear una historia literaria, abiertamente declaràndola como real. Las traducciones de simples mitológías son demasiado fantàsticas. No existe evidencia palenteológica de una aceleración de la evolución humana tal como lo plantea. A pesar que plantea que los Anunnaki eran seres biológicos y en consecuencia no eran inmortales. Muchos habrían muerto en la Tierra sin embargo no existe el menor esqueleto estudiable de estos a pesar de una broma difundida en blogs.

Sitchin murió sin alcanzar a comprobar sus teorías.

La ciencia, tanto la arqueología, como la Historia no tiene evidencias alguna que confirmen estas teorías, criticándose las licencias que Sitchin y otros se han tomado para sus traducciones y elucubrar sus teorías. De hecho históricamente está documentado el lento origen de Mesopotamia y claramente ahora se sabe que no es, ni existe, la cuna de la civilización como se pretendía cuando el libro fue escrito.

8aliens3

Sobre Sitchin

volver a indice

Zecharia Sitchin

ZechariaSitchin.png

Zecharia Sitchin (Bakú, Azerbaiyán, 11 de julio de 1920 – Nueva York, Estados Unidos 9 de octubre de 2010 ) fue un escritor, historiador y lingüista autodidacta, autor de una serie de libros, calificados por varios académicos como pseudocientíficos, que promueven la teoría de los antiguos astronautas, el supuesto origen extraterrestre de la humanidad, la cual atribuye la creación de la cultura sumeria a los Anunnaki (o Nefilim) que procederìan del planeta llamado Nibiru (VER NUEVAS REVISIONES) que supuestamente existiría en el sistema solar.

Afirmó que la mitología sumeria refleja este punto de vista; sus especulaciones han sido descartadas por científicos, historiadores y arqueólogos, que están en desacuerdo tanto en su traducción de textos antiguos como en su comprensión errónea de la física.

Especulaciones de Sitchin: la creación de la raza humana por extraterrestres

Sitchin reinterpretó las traducciones en lenguas modernas de los textos escritos en miles de tablillas de arcilla que se encuentran en distintos museos del mundo y en las que se encuentra escrita la historia, según los Sumerios (primera civilización conocida de la historia). Según esta reinterpretación, habría que hablar de una nueva versión de la creación humana, según la cual seres extraterrestres serían los responsables del inicio y la evolución de la especie humana (mediante intervención con ingeniería genética). Estas reinterpretaciones de las traducciones modernas de los antiguos textos sumerios y asirio-babilónicos realizadas por los expertos, hacen que la comunidad científica choque frontalmente con lo que Sitchin y otros han investigado por su cuenta, al considerar tales reinterpretaciones como incorrectas, ya que contravienen las regla gramaticales y hasta las definiciones bien testimoniadas en los lexicones y diccionarios de tales lenguas.

Fue autor de las «Crónicas de la Tierra», una serie de 7 libros en los que expuso el resultado de sus investigaciones: El 12.º planeta (presentado en 1976) fue el primero de ellos. Además de estos ejemplares, 7 volúmenes más acompañan a la serie, añadiendo estudios recientes, descubrimientos y exposiciones nuevas acerca de sus teorías. Sus reinterpretaciones provocaron muy diversas reacciones. Según su reinterpretación de las traducciones realizadas por los expertos en lenguas sumerias, acadias y asirio-babilónicas, existe en el Sistema Solar un planeta llamado Nibiru que se acerca cada 3600 años, provocando cambios positivos o catástrofes. El tamaño y la órbita con la cual Nibiru (“Planeta del Cruce” traducido) ingresa a nuestro Sistema Solar (a favor de las agujas del reloj, contrario al resto de planetas), serían los causantes de tales eventos.

Según las teorías de Sitchin basadas en sus reinterpretaciones y en lo que cree que debe leerse en los escritos sumerios sobre el origen del planeta Tierra, Nibiru (Marduk para los Babilonios) fue capturado por la órbita de Neptuno (EA). Ingresó en nuestro Sistema Solar contrariamente al sentido en el cual giran los demás planetas (en contra de las agujas del reloj) y varios de los satélites del “planeta intruso” impactaron con la Tierra (Tiamat) partiéndola en dos, y desplazándola de su órbita natural. Con el tiempo, nuestro planeta, iría adquiriendo la forma como lo conocemos hoy día, y los restos de la colisión serían el Cinturón de Asteroides.

Según dice Sitchin, en los textos sumerios se hablaría de una raza extraterrestre (los Anunnaki), que habrían creado a los humanos para que trabajaran como esclavos en sus minas de África (y en otros lugares de la tierra como América del Sur y Mesoamérica), con el fin de obtener minerales y metales, principalmente oro. Pero lo cierto es que ni siquiera existe el término Anunnaki en todo el léxico sumerio y asirio-babilónico. Es una viejo error de lectura de los primeros estudiosos de tales lenguas que hace ya muchas décadas, incluso antes de Sitchin empezar a escribir sus libros, que ya había sido descubierto y corregido.

Según su reinterpretación, los de “cabeza negra” de Sumeria fueron creados por esos seres, al mezclar las esencias de vida del hombre/mujer simio y los Anunnaki. El proceso consistía en «fijar» sobre la criatura ya existente la «imagen» (la composición genética, interna) de los Anunnaki; es decir, implementar mejoras en el hombre/mujer simio mediante manipulación genética y, adelantándose así a los acontecimientos evolutivos, darle vida al «hombre», al Homo Sapiens. El término cabezas negras es el autónimo que los sumerios utilizaban para referirse a ellos mismos. Se veían así mismos como esclavos al servicio de los dioses, que los habrían creado para que trabajaran para ellos.

Las tablillas sumerias se refieren a la gente de cabeza negra, que fueron creados en una región geográfica llamada ‘AB.ZU.’ (Mundo Inferior o Hemisferio Sur), la cual correspondería a África del oeste. Esta región geográfica no es tal. El AB.ZU, para los sumerios, es el principio acuoso (las aguas dulces).

Sitchin habla de que la realeza era una combinación de “Dioses” y humanos, o que eran descendientes directos del dios solar, Shamhash.

Los Anunnaki son veintitrés dioses del panteón sumerio, incluyendo a Enlil (señor de los vientos) y Enki (señor de la tierra).

A estos dioses solares se les llamaba ‘Sir’, o Dragones, en babilonio.

Serie Crónicas de la Tierra

  • El 12º Planeta, 2002, Ediciones Obelisco, ISBN 978-84-7720-860-3 (Título original: The 12th Planet (Earth Chronicles, No. 1), New York: Harper, 1976, ISBN 0-380-39362-X)
  • La Escalera al Cielo, 2002, Ediciones Obelisco, ISBN 978-84-7720-896-9 (Título original: The Stairway to Heaven (Earth Chronicles, No. 2), 1980, Avon Books (Bear & Company), 1992, ISBN 0-939680-89-0; Harper, 2007, ISBN 0-06-137920-4)
  • La Guerra de los Dioses y los Hombres, 2002, Ediciones Obelisco, ISBN 978-84-7720-923-2 (Título original: The Wars of Gods and Men (Earth Chronicles, No. 3), 1985, Avon Books (Bear & Company), 1992, ISBN 0-939680-90-4)
  • Los Reinos Perdidos, 2002, Ediciones Obelisco, ISBN 978-84-7720-924-3 (Título original: The Lost Realms (Earth Chronicles, No. 4), 1990)
  • Al Principio de los Tiempos, 2002, Ediciones Obelisco, ISBN 978-84-7720-977-4 (Título original: When Time Began (Earth Chronicles, No. 5), 1993)
  • El Código Cósmico, 2003, Ediciones Obelisco, ISBN 978-84-9777-056-0 (Título original: The Cosmic Code (Earth Chronicles, No. 6), 1998)
  • El Final de los Tiempos, 2007, Ediciones Obelisco, ISBN 978-84-9777-418-5 (Título original: The End of Days: Armageddon and Prophecies of the Return (Earth Chronicles, No. 7), William Morrow, 2007, ISBN 978-0-06-123823-9)

Volúmenes complementarios

  • El Génesis Revisado, 2006, Ediciones Obelisco, ISBN 978-84-9777-225-2 (Título original: Genesis Revisited: Is Modern Science Catching Up With Ancient Knowledge?, 1991)
  • Encuentros Divinos, 2006, Ediciones Obelisco, ISBN 978-84-9777-319-5 (Título original: Divine Encounters: A Guide to Visions, Angels and Other Emissaries, 1995)
  • El Libro Perdido de Enki, 2003, Ediciones Obelisco, ISBN 978-84-9777-055-2 (Título original: The Lost Book of Enki: Memoirs and Prophecies of an Extraterrestrial god, Bear & Company, 2002, ISBN 1-59143-037-2)
  • Las expedicions de Las Crónicas de la Tierra, 2006, Ediciones Obelisco, ISBN 978-84-9777-236-9 (Título original: The Earth Chronicles Expeditions: Journeys to the Mythical Past, Bear & Company, 2004, ISBN 1-59143-036-4)
  • Viajes al Pasado Mítico, 2010, Ediciones Obelisco, ISBN 978-84-9777-672-1 (Título original: Journeys to the Mythical Past, 2007)
  • Hubo Gigantes en la Tierra, 2010, Ediciones Obelisco, ISBN 978-84-9777-651-6 (Título original: There Were Giants Upon the Earth, 2010)
  • The King Who Refused to Die: The Anunnaki and The Search for Immortality, Bear & Company, 2013, ISBN 978-1-59143-177-0

DVD

  • Are We Alone in the Universe? (basada en Genesis Revisited), documental, 1978 (lanzado en DVD en 2003)6
  • An Evening with Zecharia Sitchin, lecture and slide presentation, 1997
  • A Talk From The Heart!, lecture and slide presentation, 2006
  • Signs of the Return, lecture and slide presentation, 2009
  • 2012 – The End of Days?, lecture and slide presentation, 2010
  • Zecharia at 90 – Farewell Address, lecture, 2010

titulos-libros-sitchin

Sobre Däniken

volver a indice

Erich von Däniken

Erich Anton Paul von Däniken (Zofingen, 14 de abril de 1935) es un escritor suizo en lengua alemana. Es conocido por haber sido una de las primeras personas que han difundido la hipótesis de que la Tierra pudo haber sido visitada por extraterrestres en el pasado.

Es un prolífico escritor; se estima que ha vendido más de 63 millones de ejemplares de sus 26 libros, que han sido traducidos a 32 idiomas. Populariza sus hipótesis a través de sus numerosos libros, vídeos y programas de televisión. Su influencia se ha dejado sentir también en el campo de la ciencia ficción y en el movimiento New age.

  • Recuerdos del futuro: enigmas insondables del pretérito (1968)
  • Regreso a las estrellas (1971)
  • El oro de los dioses (1974)
  • El mensaje de los dioses (1975)
  • Las apariciones (1975)
  • La respuesta de los dioses (1978)
  • Profeta del pasado (1979)
  • Atlántida: experimentos con hombres y monstruos (1979)
  • Testigo de los dioses (1980)
  • El motín de los titanes (1980)
  • La guerra de los carros de fuego: reportaje de una invasión (1980)
  • Viaje a Kiribati (1981)
  • El hundimiento de la Atlántida (1981)
  • La destrucción de Sodoma y Gomorra (1981)
  • La estrategia de los dioses: la octava maravilla (1982)
  • El día en que llegaron los dioses (1985)
  • ¿En qué me he equivocado?: nuevos recuerdos del futuro (1986)
  • Todos somos hijos de Dios (1988)
  • Los ojos de la esfinge: nuevos descubrimientos sobre el antiguo Egipto faraónico (1992)
  • El retorno de los dioses (1997)
  • La Historia miente (2010)
  • La llegada de los dioses. El calendario maya y el retorno de los extraterrestres (2011)
  • La Odisea de los dioses (2012)

Sobre los famosos Reptilianos

volver a indice

UN UNIVERSO CADA VEZ MAS GRANDE

Anton Parks es un escritor francés abocado a la investigación de la temática ovni, la teoría intraterrestre, los reptiles humanoides y a la civilización de Sumeria. Sus teorías son cercanas a las de Zecharia Sitchin y completan la visión de David Icke. En esta nueva saga, David Parcerisa pretende dar una nueva vuelta de tuerca al asunto de los dioses de la antigüedad, abandonando la visión exclusivamente sitchinesca y adoptando una basada en las investigaciones del autor francés.

OPERACIÓN YAHVÉ: El dios extraterrestre que manipuló a la humanidad

Enlil no es Yahvé; Anu lo es ¡Acabemos con la mentira una vez para siempre!

REVISANDO A ZECHARIA SITCHIN: EL ENIGMA DEL PLANETA X

El economista y divulgador Zecharia Sitchin disponía ya desde finales de los 60, de mucha literatura astronómica para esbozar una interesante teoría sobre un planeta X que estaría más allá de la periferia de nuestro sistema solar. Él lo relacionó todo con el término Nibiru, que nada tenía que ver con este supuesto astro. En este video-reportaje aclaramos donde termina la fantasía y donde empieza la realidad de este enigma.

Entrevista con un reptiliano

En este caso, una hembra reptiliana, que dice ser una especie nativa del planeta y una evolución genética de dinosaurio, a lo largo de millones de años, y que viven en el interior del planeta.

La entrevista fue realizada por el Sueco Ole K. el 16 de diciembre de 1999, considerándose este la persona más escéptica del mundo sin embargo dando fe y veracidad a dicha entrevista. Él nos cuenta, en un escrito de su autoría, que pudo experimentar experiencias extrasensoriales provenientes del ser, ya que fue participe físicamente de la entrevista en cuestión. Además de haber pactado una reunión posterior con el individuo para el año 2000 la cual no sabemos si se llevó a cabo.

La duración total de la entrevista es de tres horas sin embargo solo podemos encontrar en la red el contenido de dos horas, esto debido a que el espécimen pidió omitir ciertas cosas.
Dentro de la entrevista podemos encontrar preguntas directas por parte del entrevistador y respuestas concretas de parte de Lacerta, nombre con el cual se identificó el personaje luego de que el entrevistador preguntara su nombre. “Esto es difícil, porque su lengua humana no puede pronunciarlo correctamente”, “Por favor llámeme Lacerta, éste es el nombre que yo generalmente uso cuando estoy entre los humanos y hablo con ellos.” Fue lo que respondió el extraño ser.

volver a indice

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s