Psicología

INDICE SECCIONES ACCESO jerarquia de maslow de necesidadesRÁPIDO:

(Ir a funcionamiento del cerebro)

(Ir a gente exigente)

(Ir a Psicologia de la mujer)

(Ir a consumismo y superficialidad)

(Ir a trucos psicológicos)

(Ir a Posverdades)

(Ir a Manipulación)

(Ir a Psicoterapia)

(Ir a el fenómeno OVNI)

(Ir a psicología del color y cortos)

(Ir a Coaching)

 

Funcionamiento del cerebro

volver a indice

La psicología (literalmente «estudio o tratado del alma»; del griego clásico ψυχή, transliterado psykhé, «psique», «alma», «actividad mental», y λογία, logía, «tratado» o «estudio») es una profesión y una disciplina académica que se define como la ciencia que trata la conducta y los procesos mentales de los individuos, cuyo campo de estudio abarca todos los aspectos de la experiencia humana. Existen diversas perspectivas psicológicas, cada una con sus propias teorías y metodologías, y en comparativa pueden coincidir, influirse, solaparse o incluso ser contradictorias e incompatibles; esta variedad da pie a múltiples acepciones y abordajes. Algunos enfoques —como en el humanismo— consideran que el método científico no es adecuado para investigar la conducta; otros tales como el conductismo lo emplean para comportamientos observables que pueden ser objetivamente medidos.

Por medio de sus diversos enfoques, la psicología explora conceptos como la percepción, la atención, la motivación, la emoción, el funcionamiento del cerebro, la inteligencia, el pensamiento, la personalidad, las relaciones personales, la conciencia y la inconsciencia. La psicología emplea métodos empíricos cuantitativos y cualitativos de investigación para analizar el comportamiento. También se pueden encontrar, especialmente en el ámbito clínico o de consultoría, otro tipo de métodos cualitativos y mixtos.

El medico y neurocientífico americano, Paul Maclean dio a conocer su teoría del cerebro triuno. En dicha teoría, concluye que el cerebro esta compuesto por tres niveles distintos (en orden de evolución):

– el cerebro reptiliano (instintivo)
– el límbico (emocional)
– el neocórtex (intelectual)

Los tres cerebros están interconectados a nivel neuronal y bioquímico y cada uno controla distintas funciones de nuestro cuerpo, afectando directamente a nuestra salud, bienestar y rendimiento personal, profesional o académico.
La Ciencia de la Atracción Sexual

El reptiliano regula las funciones fisiológicas involuntarias de nuestro cuerpo y es el responsable de la parte más primitiva de reflejo-respuesta. No piensa ni siente emociones, sólo actúa cuando nuestro cuerpo se lo pide. Regula el control hormonal y de la temperatura, reacciones como “pelea o escapa”, hambre, sed, motivación reproductiva y respiración entre otras funciones. Por encima del reptiliano, tenemos el sistema límbico: almacén de nuestras emociones y recuerdos. En él se encuentra la amígdala, considerada la base de la memoria afectiva pero también comprende centros importantes como el tálamo, hipotálamo y el hipocampo cerebral. Entre las motivaciones del límbico están el miedo, la rabia, el amor maternal, las relaciones sociales y los celos por ejemplo. El sistema límbico está en constante interacción con la corteza cerebral. Una transmisión de señales de alta velocidad permite que el sistema límbico y el neocórtex trabajen juntos, y esto es lo que explica que podamos tener control sobre nuestras emociones. Además, el neocórtex o cerebro racional desarrolla las capacidades cognitivas: memoria, concentración, introspección, resolución de problemas y la habilidad de escoger el comportamiento más adecuado entre otras. Es la parte consciente de la persona, tanto a nivel fisiológico como emocional.

El conflicto entre estas tres es que son de naturaleza diferente. Por eso a veces rechazamos a alguien en cierto nivel pero nos resulta irresistiblemente atractivo de cualquier modo. Quizás no te guste la forma de pensar de una persona, pero no podes evitar mirarla. El marketing y la publicidad es consciente de esta disyuntiva y por eso siempre las campañas mas poderosas son las que nos influencian a nivel emocional.

brain no sleep

Gente Exigente

volver a indice

LAS 10 REALIDADES QUE SE ESCONDEN DETRÁS DE LOS SOLTEROS EXIGENTES

S1

Admitámoslo. Están de moda. Los solteros y solteras son la creme de la creme. Ahora que todo va y viene, ahora que las relaciones se han convertido en el nuevo deporte de riesgo del siglo XXI es cuando estar soltero empieza a cobrar sentido de verdad. Sí, la soltería está en su mejor momento, es la época dorada de las almas solitarias, pero sobre todo de una especie en concreto: el soltero exigente.

Así es, nuestros queridos especímenes solitarios han decidido, además de estar solos, ser exigentes, supongo que para darle más emoción al tema y tentar a la suerte a quedarse soltero/a de por vida. Y como en Código Nuevo admiramos a las personas que viven al límite hemos decidido hacer un estudio minucioso sobre esta criatura maravillosa y sus hábitos de vida. Ahí van las 10 realidades que se esconden detrás de los solteros (y solteras) exigentes.

Son el Ghandi del Amor

Hasta ahora no lo sabías, pero el amor fue inventado por un soltero exigente. Solo ellos saben y entienden bien lo que significa el amor. Da igual que haga 5 años que no pasen de la segunda cita o que tengan el Récord Guinness en fracasos amorosos, cuando llega la hora de hablar de amor, su filosofía es la única válida y el resto de parejas del mundo están por estar y en realidad no se quieren.

Profesión: coleccionistas de velas

Porque aunque su carta de presentación sea: estoy abierto/a todo, vivo la vida, freelance style papito, etc., al final se vuelven sibaritas hasta en la cama y poco a poco las velas acaban iluminando sus noches. En compensación, el deporte suele convertirse en su amante bandido. Si quieres ver una manada de solteros exigentes, apúntate a un club de triatlón.

Son seres detallistas

Tanto es así que como se te ocurra hacer una mueca rara al reírte, cometas un error de sintaxis, respires de una forma extraña o se te escape alguna broma sin gracia, pasarás directamente a su lista: NEXT. A todo esto, ellos son perfectos.

Soltero no; Single

Para ellos y ellas, su soltería no es una condición ni un estado; es más que eso: es un lifestyle. Es el hecho de poder ir al gimnasio cuando quieran, salir de fiesta sin horarios, dedicarse a su trabajo a tiempo completo sin dar explicaciones ni soportar sermones… Son seres libres, salvajes e indomables. En pocas palabras, single: la manera guay de decir que van a morir solos.

giphy-6

Son muy creyentes

No sabemos si es en Dios, en Buda o en Papa Noel, pero fe tienen y eso es de admirar, porque a pesar de llevar años sin pareja y un sinfín de citas fracasadas, no pierden la esperanza de encontrar a una persona con el siguiente perfil básico: culta, inteligente, con sentido del humor (irónica y sarcástica, nada de payasadas), cariñosa, atenta y a su vez libre e independiente, fiel, pícara (pero sin pasarse), con ambiciones, aventurera pero responsable y con un buen trabajo. Y, obviamente, atractivo/a. El pack completito. Pues claro que sí, por pedir que no quede.

Psicólogos por vocación y rompe parejas por convicción

¿Tienes problemas con tu pareja? Acude a un soltero exigente y disfrutarás de un psicoanálisis minucioso de tu relación, descubrirás cosas sobre tu pareja y tu relación que ni tú sabías y es posible que posteriormente, lo dejes.

giphy

Si pudieran tendrían una relación con ellos mismos

Se quieren con pasión y son perfeccionistas. Es por esta razón que exigen de la otra persona lo mismo o más que de sí mismos; buscan a alguien que esté a la altura de sus expectativas, unas expectativas que se van reduciendo a medida que van pasando las navidades en compañía de su gato, perro o amigo mascota, que viene a ser lo mismo.

Tienen miedo

Cuando conoces a un soltero exigente, si eres capaz de ver más allá de su fachada de fucker o mujer fatal, lo primero que te produce es ternura. La mayoría han salido tocados de relaciones anteriores. Que no te engañe su discurso de killer freelance, cuando les escuches alardear sobre su situación, no digas nada, quédate en silencio y abrázales.

Felices 30. Game over

Con la edad, llega la hora de la verdad. Qué tiempos aquellos cuando podíamos permitirnos dar bajas a diestro y siniestro, ¿eh? Pues el juego ya ha acabado. Ha llegado la hora de recuperar la lista NEXT.

Son Únicos

Porque, a pesar de dárselas de psicólogos destructivos, de pasarse el día juzgando al resto de parejas del mundo y le pongan pegas a cada persona que se cruza en su camino, son una especie auténtica que si está soltera no solo es porque quiera, sino porque además sabe estarlo y puede. Que no se conforma, que no hace lo que debe sino lo que quiere y que mientras algunos creen que la pasión dura 3 años, ellos y ellas sí creen en él para siempre y se niegan a vivir una relación, una vida, sin pasión, ¿por qué? Porque le dan al amor el valor que se merece, por eso son (somos) únicos, una auténtica especie en extinción.

adoptaunsolteroexigente.com. Escrito por: Bárbara Esteban

compasion

10 fascinantes aspectos de la atracción sexual

¿Qué es lo que determina que alguien nos atraiga sexualmente? Es una pregunta sorprendente que tiene una respuesta muy compleja,  ya que la atracción sexual está ligada a una multitud de factores, muchas veces, realmente sorprendentes. Algunos de estos factores son biológicos, otros psicológicos y otros unos cuantos tienen que ver con el ambiente social en el que nos movemos. A continuación explicamos 10 de estos factores sobre la atracción sexual que han sido estudiados científicamente.

Parecidos físicos

Tendemos a sentirnos atraídos por personas que se nos parezcan físicamente. Por ejemplo, en un estudio los investigadores preguntaron a mujeres y hombres heterosexuales que valoraran en una escala la atracción que ejercían sobre ellos determinadas caras. Entre las fotografías había imágenes de los propios participantes, aunque modificadas para hacerlas del otro sexo. El resultado del estudio fue que estas caras, las modificadas, eran las que precisamente más atraían a las personas peguntadas.

Imagen de padre

Lo siguiente puede resultar incómodo a mucha gente: parece que ser que también nos sentimos atraídos por personas que nos recuerdan a nuestros padres. Un resultado de los estudios es que personas con padres de edad algo avanzada, al llegar a la edad adulta, se sienten atraídas por personas de más edad que ellas.

Las feromonas y el sudor

Tienes más probabilidades de sentirte atraído por una nueva persona al estar físicamente  estimulado (por ejemplo, justo después de haber practicado ejercicio o deporte). ¿Por qué? Porque tu mente confunde la alta tensión sanguínea, producto del ejercicio, con atracción por la persona extraña.

¡Alcohol desinhibidor!

atracccion-350-300x300

El alcohol. Los estudios han demostrado que cuanto más ebria está la gente, más atraída físicamente se siente por otras personas. Los efectos del alcohol también cambian la percepción que tenemos sobre nosotros  mismos, de hecho muchas veces se busca la ebriedad como forma de desinhibirse.

Ir de duro, nunca falla

Hacerse el duro parece que también funciona – al menos cuando lo que se busca es una relación a largo plazo. Personas que parecen ser menos asequibles, más difíciles de abordar, emiten una mayor atracción, acompañada de elucubraciones de tipo romántico de la persona que se siente atraída. Claro que si lo que estás buscando es únicamente para pasar un buen rato, haciéndote el duro te puede salir el tiro por la culata.

Al grano

A la hora de romper el hielo, tanto mujeres como hombres prefieren que se les “entre” de una manera escueta y corta, del tipo “hola, ¿cómo estás?” o “¿te gustaría bailar?”. A veces la cortesía exagerada o las formas aparentemente ingeniosas,  incluso a veces pasadas de rosca, del tipo “…te llevo observando y me pregunto de qué signo eres”, son percibidas como muy desagradables.

Mucho más que un físico

La atracción es un proceso multi-sensorial. El que nos sintamos atraídos por otra persona no sólo depende de la imagen que esa persona emite en un momento determinado, sino también de cómo huele, cómo sabe su boca, cómo habla o gesticula etc…

Disparo de hormonas

Las cosas que las mujeres heterosexuales encuentran atractivas en un hombre cambian con los ciclos menstruales. Cuando las mujeres se encuentran en el pico de fertilidad, tienden a sentirse atraídas por hombres más “masculinos” (por ejemplo, hombres muy musculosos con voces muy fuertes).

El rojo levanta pasiones

rojo09 1600_2-300x225

Los hombres heterosexuales parecen preferir a las mujeres vestidas de rojo. ¿Por qué? Algunos sostienen la teoría de que este color excita a los hombres porque los cuerpos de las mujeres suelen enrojecerse algo durante la fase de mayor excitación sexual (por ejemplo, el enrojecimiento de los pechos durante el orgasmo). Estos estudios sugieren que las mujeres  se aprovechan conscientemente de este hecho utilizando más el color rojo en los períodos de mayor fertilidad.

Inviernos calurosos

Nuestros patrones de atracción emitida parecen cambiar también con las diferentes estaciones del año. Por ejemplo, los hombres heterosexuales dicen sentirse más atraídos por los cuerpos y pechos femeninos en los meses de invierno que en verano. Esto, a primera vista, puede sonar una tontería y además parecer que entra en contradicción con la realidad. Pero la teoría tiene su punto: la visión de la piel resulta más atractiva y excitante en invierno, cuando se está mucho más tapada con ropa.

comunicacion no verbal

Psicologia de la mujer

volver a indice

Psicologia de la mujer.

¿Sabías que el cerebro de la mujer es diferente en comparación con el del hombre? Estas diferencias, sumados a factores hormonales y otras circunstancias, hacen que las conductas del sexo femenino tengan ciertas peculiaridades.

En este artículo te enterarás de 10 curiosidades de la psicología de la mujer, que están demostradas científicamente.

Conociéndolas podrás conocerte a ti misma un poco más. Si eres hombre, después de leer estas líneas tal vez entiendas un poco mejor a las integrantes del sexo opuesto.

  1. Las mujeres hablan más sobre otras personas

Tal vez hayas escuchado alguna vez que las mujeres hablan más que los hombres. Y en ciertas ocasiones, así es.

Sin embargo, diversos estudios llevados a cabo recientemente en la Universidad de HarvardUniversidad de Texas y Universidad de Arizona, han demostrado que las mujeres hablan aproximadamente la misma cantidad de palabras que los hombres diariamente.

Pero lo que en realidad se observó es que las mujeres hablan más cuando debe realizar alguna tarea en equipo, si el grupo es pequeño.

Y otra diferencia importante que se halló, es que las mujeres hablan más sobre otras personas, mientras que los hombres en general charlan más sobre deportes, política, coches u otros temas más impersonales.

Esto no tienes porqué verlo como algo negativo. Según la opinión de la neuropsiquiatra Louann Briezdine, autora del libro “El cerebro femenino”, comentar detalles sociales y emocionales sobre otras personas ha ayudado a las mujeres a entender mejor las relaciones interpersonales y a mantener unida la familia durante miles de años.

  1. Las mujeres son más sensibles

 

A esta conclusión ha llegado un equipo de psicólogos que se han dedicado a estudiar los rasgos de carácter de hombres y mujeres mediante una encuesta especial.

Los resultados de la investigación, llevada a cabo por científicos de la Universidad de Turín y la Universidad de Manchester, muestran que una de las principales diferencias entre hombres y mujeres es la sensibilidad.

Ellas tienden a ser más emocionales o sentimentales, y también más cálidas, cordiales y aprensivas. También hay quienes piensan que los hombres en realidad también son sensibles, solo que no se expresan tanto.

  1. Las mujeres piensan intuitivamente

¿Te sorprende que muchas veces las mujeres, con tan solo una vistazo, identifican una mujer intrigante o un compañero de juegos que podría ser una mala influencia para sus hijos?

La famosa intuición femenina sí existe, y los científicos parecen haber encontrado una explicación biológica para este fenómeno.

Esta capacidad para el pensamiento automático e inconsciente definido como intuición, que les permite a las mujeres adivinar lo que otras personas están pensando o sintiendo, estaría relacionado con la cantidad de testosterona a que la son expuestas antes de nacer, según los resultados de un estudio realizado en Granada.

Los bebés varones reciben más testosterona durante su desarrollo fetal, y esto puede afectar la forma en que sus neuronas funcionan más adelante.

De esta manera, el pensamiento masculino suele ser más reflexivo y razonador, mientras que las mujeres se dejan llevar más por su instinto que por otra cosa.

  1. Los cambios hormonales afectan el estado de ánimo

 

La mayoría de las mujeres notan cómo les cambia el humor cuando se acerca su periodo menstrual.

Si eres una chica, puede que te pongas más irritable en esos días, sintiéndote más deprimida y malhumorada.

En cambio, durante los primeros días del ciclo hasta la ovulación, estos síntomas desaparecen. Esto tiene una clara explicación desde el punto de vista hormonal.

Cuando los niveles de estrógeno están elevados, durante la primera parte del ciclo, en general las mujeres están de mejor humor, coquetean y se interesan más en el sexo. Cuando el nivel de estrógeno baja y sube la progesterona, es cuando las mujeres se tornan más susceptibles e irascibles.

Y si se trata de una mujer que recientemente ha dado a luz el cambio es aún más grande. El caos hormonal que hay en su cuerpo puede afectar notoriamente su estado de ánimo, que puede ser muy variable.

  1. Las mujeres tienden a no expresar su agresividad

Tanto las mujeres como los hombres sienten rabia y enfado por igual, con la misma intensidad, pero suelen canalizar estas emociones de manera muy distinta.

El hombre es más propenso a expresar su agresividad, a entrar en conflicto y pelearse. El modo en que están conectadas sus neuronas en el cerebro lo hacen más propenso a la agresión física.

En cambio, la mujer parece evitar el conflicto, lo que no quiere decir que no sienta esas emociones.

Las mujeres suelen ser físicamente menos agresivas, aunque pueden canalizar estos sentimientos expresándose verbalmente.

  1. Las mujeres se preocupan más

Beautifull business woman tired at work

También está demostrado que las mujeres se preocupan más que los hombres. Tienen preocupaciones más intensas, porque perciben mayor riesgo en ciertas situaciones y suelen tener más ansiedad que los hombres.

De modo que si notas que tu esposa o tu novia se preocupa demasiado, tómalo como algo natural.

  1. La mujer entiende mejor el lenguaje no verbal

Siempre que dos o más personas se comunican hablando, también lo hacen inconscientemente mediante gestos, poses o movimientos de las manos.

Según los psicólogos, las mujeres suelen ser mejores para interpretar la información proporcionada por el lenguaje no verbal.

Probablemente la intuición se apoya en la interpretación de estos mensajes y ayuda a las mujeres a ser más empáticas, es decir, a darse cuenta de cómo se siente o qué está pensando la otra persona.

  1. La mujer toma menos decisiones arriesgadas

    17yb9fk11hj8tjpg

Otra de las curiosidades de la psicología de la mujer es que ellas no toman tantas decisiones arriesgadas en comparación con los hombres.

La mujer suele ser más precavida y como habrás leído en párrafos anteriores, suele percibir mayor riesgo en determinadas situaciones.

Los hombres en general son quienes asumen tareas como la minería, la construcción o la caza, actividades que implican un cierto riesgo.

En cambio, desde tiempos inmemoriales la mujer es quien debe velar por la seguridad de su hogar y de sus hijos, y es probable que por eso aún hoy en día, se lo piense muy bien antes de tomar una decisión arriesgada.

  1. Las mujeres hablan de sus sentimientos

Seguro que ya has notado esta característica de la psicología femenina. Ellas suelen quedar con amigas para hablar, además de las vidas ajenas, de sus asuntos personales y de sus sentimientos.

En cambio, cuando los hombres charlan con sus pares, suelen hablar de temas poco personales, como los deportes, las noticias o la política.

Esto se puede notar claramente en ciertas discusiones en el matrimonio por ejemplo.

Según la psicóloga Elaine D. Eaker, que realizó un estudio de las discusiones matrimoniales, descubrió que muchos hombres se guardan sus sentimientos, llamándose al silencio y abandonan la discusión.

Mientras que las mujeres expresan más lo que sienten e insisten en la discusión mencionando las cosas que les gustaría cambiar.

  1. Las mujeres tienen mejor memoria

Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Cambridge, las mujeres tienen mejor capacidad que los hombres para memorizar información.

La investigación se realizó con la colaboración de 4500 personas de entre 49 y 90 años de edad, y demostró que, además del género, la educación también influye en la memoria.

Quienes dejaron de estudiar antes de los 16 años cometieron más errores en las pruebas que aquellas personas que dejaron los estudios con 18 años o más, demostrando éstos últimos tener una memoria más fuerte.

El hecho de que las mujeres tengan una memoria más eficiente puede explicar por qué recuerdan tan perfectamente los cumpleaños de toda la familia, los aniversarios y dónde quedaron las llaves del auto.

¿Es difícil entender a las mujeres?

diferencias hombres y mujeres

Imagina la siguiente situación:

Un pez espada ha picado el anzuelo de un hombre que está pescando sentado en la popa de su lancha, mientras su esposa lo observa sentada en el otro extremo.

El pez es muy pesado, y por eso el hombre realiza un gran esfuerzo durante varios minutos hasta que finalmente logra atrapar al inmenso animal.

A continuación la esposa, que ha observado todo en silencio, repentinamente dice: “Deberías cortarte el pelo”.

Aunque solo se trata de un chiste, refleja lo poco que los sexos se entiendan uno a otro. Un reciente estudio demostró que sólo uno de cada 20 hombres y una de cada 12 mujeres conocen las características psicológicas del sexo opuesto, a pesar de que la mayoría llevaban al menos 5 años de casados.

Es probable que este desconocimiento sea la causa de muchos conflictos y por qué no, separaciones y divorcios.

Algunos psicólogos opinan que una de las mayores necesidades de las parejas hoy en día es el conocimiento de las características mentales básicas del sexo opuesto.

Así que si quieres comprender mejor a las mujeres, comienza por repasar las curiosidades que has leído y tenlas presentes la próxima vez que interactúes con ellas.

¿Qué otra característica de la psicología de la mujer conoces?

conducta no verbal

¿Cómo ligan las mujeres? 9 claves para comprenderlo

Atraer a las mujeres que te seducen no es un don, es lo que dicta la naturaleza. E ir contra natura, tiene sus consecuencias.

Sin embargo, es algo que la mayoría de “ligones” o seductores de todo el mundo todavía no se han enterado. Y es que éstos, aplican la fórmula totalmente al contrario.

Algunas personas ligan… y otras, no

Y sí, aplicar una “fórmula rápida” —un atajo— puede traer resultados a corto plazo. Unos resultados dudosos y de poco alcance, en realidad. Pero, como la espuma, como las dietas milagro, como las inversiones piramidales y como un largo etcétera, esos resultados se desvanecerán tan rápidamente como “surgieron”.

Entonces —y al igual que seguro que has sido víctima en algún que otro campo en tu vida—, serás víctima del “efecto rebote”: No sólo no habrás conseguido nada sólido, sino que, probablemente, la próxima vez que tengas que intentarlo de nuevo, te cueste aún más.

La Pirámide de atracción masculina: ¿qué es y qué nos enseña?

¡Ojo! No interpretes esto como algo “reactivo” con el resto de hombres que tratan de hacer lo que “buenamente pueden”. En realidad me entristece ver que no han entendido nada. No han entendido que, al igual que la pirámide alimenticia o la pirámide de las necesidades humanas de Maslow, la pirámide de la atracción masculina está planteada totalmente al contrario.

 

En lugar de construirla bajo la perspectiva “masculina” —que sería: tratar de seducir a las mujeres que más te atraen… Lo que supone un rol activo—, hemos adoptado una psicología femenina. Algo que, si te das cuenta, sucede cuando, como hombre, despuntas considerablemente.

Daniel Vecino — El plan del héroe

Las mujeres que te seducen han visto algo especial en ti

Para hacerlo muy evidente, piensa en grandes referentes masculinos: artistas, actores, deportistas, empresarios de éxito

Concretamente, piensa en un cantante famoso. Lejos de tener que hacer esfuerzos o estrategias inhumanas para que alguna mujer, esporádicamente, decida no rechazar un encuentro sexual con él, sucede que “curiosamente”, tiene la “obligación” de expresar su lado más “frusco” —o sea, vulnerabilidad, imperfección, defectos—, para sobrecompensar toda esa exuberante valía y así, poder proyectar cercanía, familiaridad, humanidad… Pues esta es la única manera de conseguir bajar su presencia a un umbral donde ellas —mujeres normales— conecten con él.

De ahí que la mayoría de sus letras “apesten a ñoñería” —sin ánimo de ofender—. Me refiero a que, tú, como hombre que se cultiva cada día para mejorar su versión actual, no sientes que conectas en absoluto con ese mensaje que calificaríamos de “porno rosa”.

Hombres que aplican estrategias terriblemente erróneas

Y es por eso que, cuando un simple mortal —que no ha entendido nada— trata de aplicar las letras de esas canciones, “muera” en el intento. Lo que tú más necesitas, precisamente, es lo que más les sobra a esos grandes hombres de éxito: “valor”. Así que, debes trabajar en aquello para lo que más despuntas y aprender a “mostrarlo”. Ojo, mostrarlo, no demostrarlo. Es decir, debes hacerlo de manera subliminal y efectiva.

¿Cómo se ve la seducción desde la perspectiva femenina?

En esta ocasión, quiero mostrarte cómo se ve y se siente el cortejo humano a través de los ojos de una mujer… cuando se encuentra con un hombre “del montón”.

Y éste es un detalle muy importante porque las reglas del juego son totalmente distintas.

De esta manera, espero que empieces a darte cuenta de que deberías convertirte en el tipo de hombre que ha dejado de seducir —liberándote de toda la carga negativa que conlleva para tu subconsciente— para empezar a atraer.

Ahora, ponte cómodo y disfruta de cómo se te ve —si es que no despuntas— desde la perspectiva más honesta y profunda de una mujer.

El cortejo humano —del hombre mediocre— desde los ojos de una mujer.

1. Jamás tomaré la iniciativa

Y cuando uso las palabras “nunca” e “iniciativa”, no sólo me refiero a que nunca seré yo la que empiece la conversación, sino que —salvo que me encuentre especialmente “sensible” en esas fechas y necesite quiera “marcha”— no avanzaré en ningún momento. Si quieres algo, tendrás que currártelo muy mucho, por mucho que me muera de ganas.

Y espabila, que hay muchos otros interesados y mi paciencia tiene un límite…

2. No es que no sepa ligar, es que no me inspiras

Ligar, para una mujer atractiva como yo, no supone ningún reto —salvo el acertar con el hombre perfecto—. Básicamente, porque no hay nada que atraiga más a los hombres que saber exhibir tus mejores atributos —y eso no tiene relación alguna con vestir como una “cualquiera”.

Por otro lado, es un gran problema, porque con una estrategia así, vas a atraer de todo. Especialmente a babosos.

Si no consigues desmarcarte en los primeros segundos y llamar mi atención… “next”. No tengo tiempo que perder, hay mucho que “destilar”. La mediocridad abunda y aporta bien poco.

3. No soy falsa por maldad, sencillamente tengo otros intereses

Es muy probable que lo que me estás contando no me interese en absoluto. ¿Cómo es entonces que tengo una gran sonrisa, te mantengo la mirada y parezco escuchar con entusiasmo?

Una cosa es lo que ves y otra lo que puede rondar en mi mente. Digamos que, por dentro, tengo otros planes.

Puede ser que quiera poner “nerviosito” —celoso de campeonato— a otro chico con el que tuve algo y que ahora se muestra desinteresado. Una conversación de lo más “sensual” contigo —aparte de ponerte a prueba— podría encender las alarmas en mi “verdadero” objetivo. O, en el peor de los casos, demostrarme que sólo fue un revolcón y que realmente no le intereso —amargo, pero mejor saberlo cuanto antes para pasar página—. En cuyo caso, podrías estar de suerte… si pasas los millones de test que te esperan.

También puedo ser menos retorcida y sencillamente buscar algo de tranquilidad. Para ello prefiero “aparentar” que te he elegido a ti para “probar suerte” esa noche y, en realidad, eres del que más me fío que no intentará nada. De esta manera, me quito a todos los moscones —inofensivos pero muy pesados— y a aquellos con los que no me siento segura —porque podrían acabar intentando algo que no quiero que pase—. Así que, gracias por permitirme estar tranquila, “osito”.

4. Sé diferenciar perfectamente entre confianza y prepotencia

Ir de “machito” y alardear de lo que tienes o has conseguido, no te muestra como un hombre íntegro. A la legua percibo que estás intentando compensar carencias.

Cada vez que he tenido el privilegio de conocer a un hombre con confianza integral, me ha maravillado la poca necesidad de validación que muestra. El desinterés total —y tan sano— de tratar de impresionarme y esa actitud tan atractiva de importarle bien poco lo que critico de él porque se siente bien a gusto con su congruencia. Porque tiene unos cimientos sólidos, una base firme… es un hombre sobre el que puedes sentirte firme, segura —y al que puedes entregarte con los ojos vendados… Y voy a dejar de hablar de un hombre así porque me pongo “mala”.

5. Tu presencia es lo más importante

Mientras que para ti —hombre común— lo más importante es “lo que ves” —y en tu caso personal, cómo te ves—, para mí, lo que veo es importante, es un mínimo, pero no es suficiente.

Para ello, debes ser capaz de entender la diferencia entre “apariencia” y “presencia”.

Como ya está bien explicado en el siguiente vídeo, te remito al él.

6. Tengo muy claro lo que no quiero

Y puesto que lo que quiero no lo tengo tan claro, mejor me dedico a lo que mejor se me da: descartar.

Quizá me haya equivocado contigo y te merezcas una segunda oportunidad. Con todos mis respetos, para mí eso es irrelevante porque hay tantos donde elegir que, seguramente, me sirva cualquier otro que “merezca la pena”.

Además, si con un primer rechazo te rindes, ¿realmente mereces la pena?

Me temo que, en ese caso —amigo—, has “aceptado” que no. Eso sí, no confundir perseverar con ser pesados.

Si quieres profundizar en conceptos como ése, te recomiendo que te suscribas al videocurso gratuito que hay en la descripción del vídeo.

7. Lo sé, soy tu única opción

Y no precisamente porque estoy hablando con un hombre selectivo que sólo permite el acceso a “su corazón” a “la elegida” sino porque también has fracasado con las anteriores.

De hecho, cuando me encuentro con un hombre que me hace sentir que es un ganador, automáticamente asumo que no soy la única —independientemente de que sea cierto—. Y que si quiero aspirar a ese privilegio, tendré que mostrar que soy mucho más que una cara bonita y un cuerpo de infarto.

8. Ser tan atractiva puede ser una maldición

Puede que sea la envidia de aquellas que no han tenido la suerte de nacer con unos genes tan sexys—o no saben sacarse partido o no tienen la determinación de currárselo para sacar su máximo potencial—, pero lo cierto es que todo tiene su lado malo.

Aunque es cierto que no me cambiaría por una versión peor de mí misma —¡Ni loca! Y sí, sigo esforzándome para mejorarme cada día—, un gran poder, conlleva una gran responsabilidad. Y una gran responsabilidad en las manos equivocadas puede ser una auténtica pesadilla.

¿Tú sabes la de hombres “desagradables” que me encuentro en mi día a día y que tratan de llamar mi atención de las maneras más que desafortunadas? Estoy convencida de que ser una tía buena no es algo para lo que todas estemos preparadas. Por eso entiendo que muchas ni lo intenten.

Y es que, al principio puede parecer muy bonito —sobre todo en la juventud—, pero a medida que la novedad —sentirse irresistible— se vuelve cotidianidad y finalmente monotonía —la conducta de los hombres se repite cada día como un patrón interminable—, la vida se convierte en predecible y aburrida. Hasta el punto en que no quieras salir sola para que te den un respiro o no quieras ir a cualquier sitio y mezclarte con todo el mundo… por amor propio.

Por esto es importante entender cuál es el efecto que tienes en los demás y aprender a gestionarlo adecuadamente. Algo nada fácil, pero necesario, si quieres, no sólo tener salud mental, sino una vida plena —hay hombres maravillosos esperándote si sabes gestionar “tu poder”.

9. Cuanto más me atraigas, más te criticaré

Esto es algo que me ha costado muchísimo entender, pero ha sido mágico para mi salud emocional y mental.

Resumiéndolo muy, mucho, como mujer, me siento atraída por un hombre seguro de sí mismo y que no me necesita. Pero eso me hace sentir muy, muy insegura. Por tanto, necesito comprobar que yo soy lo suficientemente importante para él como para poder confiar en que quiere lo mejor para mí.

Esto conlleva a un sinfín de contradicciones. Contradicciones que son como el fuego y el aire:no pueden existir el uno sin el otro pero requieren equilibrio. Un exceso de cualquiera de los dos puede acabar con el otro.

Por ejemplo:

  • Necesito saber que yo soy especial y única para él. Pero si eso es demasiado obvio… se me baja la libido. Saber que hay otras mujeres interesadas y que podrían ser potenciales amenazas, me quita parte de esa “seguridad” y me pone en alerta… encendiendo la llama.
  • Me encanta un hombre autosuficiente y que sabe lo que quiere. Si es tan determinado que no me necesita para nada, siento que ya no soy tan especial. Por lo tanto, debe saber en qué manera puedo ayudarle para que me sienta útil y valorada —aunque es mucho mejor si soy yo capaz de hacerlo.Por el contrario, debe saber escuchar mis críticas y diferenciar entre las útiles y las “basura”. Muchas veces las emociones nos ganan la batalla y criticamos sólo por despecho. Cuando un hombre accede a ese “chantaje emocional” pierde bastantes enteros. Sin embargo, si se mantiene firme y congruente con lo que quiere, por muy enfadada que me muestre, en el fondo eso me encanta. Por eso muchas discusiones acaban con sexo. Además, si interpreto que no sólo es congruente con su ideal sino que él entiende que estoy así por despecho y no porque considere que tengo razón, entiendo que estoy con un hombre con una inteligencia emocional superior y ahí sí que me tiene “loca perdida”, aunque mi ego me impida mostrarlo y pueda cabrearme aún más con cualquier insinuación al respecto.

Espero haberte ayudado con un poquito de luz y haberte disuadido para que camines el camino correcto.

A modo de conclusión

Como has podido comprobar, la forma de ver el mundo es completamente distinta y, sin esa información, no sólo juegas en desventaja sino que “estás out”.

Por otro lado, la única forma de liberar tu atractivo irresistible es entendiendo la psicología que hay detrás y aprendiendo a aplicarla a tu caso personal. Y, estarás de acuerdo conmigo en que las mayores expertas en atractivo son las mujeres.

Así que, dime, ¿qué te ha sorprendido de esta visión femenina? ¿Has vivido tú una experiencia similar? ¿Tienes algo más que aportar? Te espero en el debate, abajo, en los comentarios.

Fuente original: psicologiaymente.net

Esta es la mujer más bella del mundo… según la ciencia. Descubre lo que la hace tan “perfecta”

En la simetría está la belleza. Al menos eso es lo que aseguran la ciencia y las matemáticas y, por ello, los grandes pintores y escultores se han inspirado en la divina proporción para conjugar sus mayores obras.

Sin embargo, y aunque al ojo humano se sienta atraído por los rasgos equilibrados, aplicar estos ideales de belleza en el mundo real es imposible. El cuerpo humano es imperfecto y el lado derecho e izquierdo no se alinean de forma simétrica, al menos hasta ahora.

La mujer más bella según la ciencia

portada-rostro

Se llama Florence Colgate y es, según la ciencia, la mujer más hermosa del mundo ya que posee el rostro más simétrico conocido. Su lado derecho e izquierdo no solo poseen la misma configuración sino que están perfectamente alineados.

Según los científicos, en un rostro perfecto, las pupilas deben estar a una distancia que sea el 46% de la anchura de la cara de oreja a oreja, y las de Florence están a un 44%. En el plano vertical la ciencia dice que la distancia de la boca a los ojos debe medir un 33% de longitud total y la de Florence mide un increíble 32,8%.

florence-colgate-1

Animada por familiares y amigos decidió participar en un concurso de belleza natural organizado en 2012 por la empresa Lorraine Cosmetics donde fue descubierta.

El jurado del concurso basaba su deliberación en los estándares simétricos y como resultado, Florence ganó el concurso con una gran ventaja respecto al resto de participantes. Desde entonces, su rostro ha generado mucho interés en el mundo de la moda, la ciencia y el arte. Puedes verlo en el siguiente video.

Original: School Girl Has Britain’s Most Scientifically Beautiful Face

¿OJOS AZULES? PROVIENEN TAN SOLO DE UN MUTANTE

Todas las personas con ojos azules provienen de un mismo antepasado común, nacido hace 6.000 a 10.000 años. Hasta entonces, todos los seres humanos tenían ojos de color café, pero una mutación en el 86° intrón del gen HERC2 de un individuo, posiblemente al noroeste del Mar Negro (actual Rumania), redujo la producción de melanina necesaria para dar al ojo la coloración café.

Las mujeres más bellas según los hombres: Las pelirrojas

un-fotografo-viaja-por-el-mundo-retratando-la-singularidad-y-belleza-de-las-mujeres-pelirrojas

el cuerpo grita

Consumismo y Superficialidad

volver a indice

Si tira un objeto al día, se sentirá mejor.

¿Por qué lo superfluo ocupa tanto espacio? ¿Nuestras posesiones nos poseen y esclavizan? Ellos simplificaron su vida y les salió bien.

Si tira un objeto al día, se sentirá mejor

Pongamos que, por una emergencia, tiene que salir de su casa y decidir rápidamente qué se llevaría con usted. Solo dispone de unos instantes para pensarlo. “Me llevaría el ordenador y el móvil. Y, si me dan cinco minutos, incluiría todo lo que tengo en el armario, porque cabe en la maletita de mano. Son las 33 prendas que uso esta temporada”, señala la minimalista Valentina Thörner. Para Thörner, organizadora personal y experta en productividad, quizá resulte fácil, pero lo que muchos de nosotros tenemos en el armario ocupa más maletas que las que permiten en un vuelo transatlántico, incluso en primera clase. Por no hablar de todo lo demás: libros, discos, utensilios de cocina, las tacitas de té de la abuela y un etcétera tan largo como los años que hemos tardado en acumular todos esos objetos.

¿Tenemos demasiadas cosas? ¿Nos poseen nuestras posesiones? Eso creen Ryan Nicodemus y Joshua Fields, el dúo de amigos de Ohio (EE. UU.) que está detrás de The Minimalists. “Lo teníamos todo. Salarios abultados, casas grandes, coches nuevos. Pero no éramos felices”, señala Nicodemus por teléfono desde Londres, donde está promocionando su último libro, Everything That Remains, un resumen/diario de su viaje hacia el minimalismo. La aventura, que comenzó deshaciéndose de un objeto al día durante un mes, les llevó a cambiar de trabajo, coches y casoplones. Ahora viven en una cabaña en Missoula (Montana) con poco más que lo puesto. “Como Henry David Thoreau, pero con Wi-Fi”, como los definía el Boston Globe en un artículo en el que comparaba a esta pareja de treintañeros con el célebre pensador norteamericano.

Repase periódicamente su hogar

“Todos tenemos demasiadas cosas”, apunta Thörner, alemana residente en Barcelona. “Nuestra cultura está orientada hacia el consumo desenfrenado. No solo de cosas, también de tareas y actividades. ¡Y encima tienes que dormir ocho horas cada noche!”. Nicodemus, por su parte, señala que el minimalismo le ayudó a “reducir todo lo superfluo” de su vida. “Me centré en lo que considero importante. Es un viaje. Cada día me cuestiono cosas. No solo cómo deshacerme de lo que no necesito. También cómo uso mi tiempo, mis recursos, y si lo hago para traer cosas a mi vida que me procurarán felicidad o sirven un propósito”. Ángel González, coautor de El Blog Alternativo y de la serie Simplifica tu vida, con consejos aplicados a las finanzas, la casa o el trabajo, cree que es importante repasar periódicamente nuestro hogar, sin necesidad de que haya una mudanza de por medio, y dejar las rutinas que ya no aportan nada. González y su pareja dejaron Barcelona y sus trabajos estables para instalarse en un pequeño pueblo de La Rioja y, entre otras cosas, simplificar su vida. Uno de los puntos clave, cree González, es rebajar las expectativas. “Es mejor tener una vida más humilde y poder disfrutar de ella”.

Una aclaración importante: no se trata de ser más ordenados. Los Minimalistas creen, de hecho, que la organización puede ser contraproducente, ya que dificulta que nos deshagamos del desorden. “Parece que estás organizando, pero en realidad estás ocultando cosas en cajas”, dice Nicodemus. En opinión de Thörner, el problema es que, cuando empieza a organizar sus posesiones, mucha gente olvida para qué lo hace. “Si no tienes claro qué es lo que quieres conseguir, solo mueves las cosas. Hay gente que hace una superlimpieza, lo desempolva todo y lo vuelve a guardar de forma ordenada. Así, no ha simplificado nada. Al final, las cosas que usas regularmente son las que necesitas”.

Deshacerse de objetos con valor sentimental —esas tacitas de té de la abuela— es lo más complicado, opina Nicodemus. “He aprendido que los recuerdos no están en las cosas, están en nosotros. Tenía un montón de cartas de mi madre que significaban mucho para mí. Antes de deshacerme de ellas, les hice fotos y las metí en un disco duro. Técnicamente las tengo, pero no he vuelto a mirarlas desde que las tiré. Lo que confirma que las memorias están en nosotros”. El truco: reducir el número de objetos con valor sentimental, para incrementar así su significado y que no se pierdan en la jungla de pertenencias.

No eres lo que tienes

El minimalismo va más allá de los objetos y alcanza las aficiones, el trabajo o las relaciones sociales. “Es fácil decir ‘desde ahora no me voy a rodear de gente tóxica’. Pero ¿qué pasa si esa gente tóxica es tu suegra?”, se pregunta Thörner. Por esta razón, recomienda emprender los cambios en las relaciones de forma muy paulatina. Nicodemus, por su parte, se desprendió sin grandes traumas de posesiones como su coche o su casa, pero lo que realmente le costó dejar atrás fue su identidad. “Estaba asociando quién soy con las vacaciones que hacía, el coche que tenía, los clubes deportivos a los que pertenecía. Dejar esta identidad fue lo más complicado”, apunta.

¿Es el minimalismo una moda cool, como señalan algunos? Al fin y al cabo, sostienen los críticos, para librarse de cosas es necesario haberlas tenido. González cree que “siempre hay algo que tenemos de más, sea material o no” y, por lo tanto, la mayoría de la gente puede beneficiarse de ello. Para Thörner, lo importante es diferenciar entre minimalismo y lo que ella llama “consumo escondido”. “Minimalismo es restringirte a las cosas que necesitas. El consumo escondido es algo así como ‘solo tengo 100 cosas, pero cada mes son diferentes porque las he tirado y me he comprado otras nuevas’. Tener poco pero consumir mucho es lo contrario al minimalismo”. La organizadora personal no duda de que, en general, a todos nos iría bien apuntarnos a este carro, y alude al ejemplo de Leo Babauta, autor de Zen Habits, uno de los blogs pioneros en el campo de la búsqueda de la simplicidad que se encuentra entre los 100 más leídos del mundo. Babauta es también padre de seis hijos, pero ser familia numerosa no impide que siga (y predique) el ultraminimalismo. “La vida puede ser ridículamente complicada si lo permites. Sugiero que simplifiques”, escribe en su blog. González —de El Blog Alternativo— sigue este consejo, ya que cree que al simplificar te sientes “menos esclavo, con mayor paz mental, una sensación de que vives más ligero y que te permite saborear más conscientemente cada momento”. ¿Qué se llevaría González de casa, si tuviera que salir con urgencia? “Los buenos recuerdos. Pero esos ya están en mi cabeza”.

Trucos Psicologicos

volver a indice

Trucos Psicológicos que te harán la Vida mas fácil

10 Formas de ser más Inteligente, Según Einstein

Motivación, salir zona de confort

El método del sandwich

Hay personas muy sensibles a las críticas. Evidentemente, a todos nos gusta más que nos alaben en lugar de criticarnos, así que siempre cuesta encajar los comentarios negativos, por mucho que la persona que nos los hace lo haga con la mejor intención.

El método del sandwich es una técnica muy sencilla y muy efectiva para hacer crítica constructiva sin enemistarnos con nadie, ya que presenta al mismo tiempo lo negativo y lo positivo (seguro que casi siempre podemos encontrar algo positivo que decir). Veamos la diferencia entre una crítica “a pelo” y otra empleando el método del sandwich:

– Esta comida no sabe a nada, ¿has perdido el salero?

– Gracias por preparar la comida, aunque para mi gusto creo que le falta algo, algo de sal o alguna especia. El pollo que hiciste el otro día estaba más sabroso, me gustó mucho.

Con el método del sandwich, posicionamos la crítica en medio de dos comentarios más agradables para la otra persona, de forma que obtenga información tanto negativa como positiva (que, además, también merece reconocimiento), no se ponga a la defensiva y esté más predispuesto a solucionar la parte problemática. Así, su motivación será mayor y además abrimos la comunicación, de forma que tal vez nos pidan más indicaciones, nos sugieran qué nos parece la solución que han pensado…

POSVERDADES

volver a indice

Posverdad (mentira emotiva)

La post-truth es un contexto en el que no importa si los hechos son verdadero o falsos.

En el mito de la caverna de Platón, el famoso filósofo griego planteaba que la verdad es independiente de nuestras opiniones. Estará siempre ahí aunque nadie crea en ella. Es una visión muy idealista sobre lo que existe.

Sin embargo, esta idea tan poderosa también tiene un lado oscuro: la mentira también puede subsistir y acaparar toda la atención porque, si bien no describe fielmente la realidad, no le hace falta; simplemente “funciona” en nuestras cabezas. Nos permite construir un relato sobre nuestras vidas,. Por eso sobrevive.

Hace unos meses el Diccionario Oxford señaló que la palabra del año 2016 había sido post-truth, que en castellano es algo así como posverdad. Este concepto señala que entre la verdad y la mentira hay un territorio de aguas turbias que escapa a esas dos definiciones.

¿Qué es la posverdad?

La posverdad se ha definido como un contexto cultural e histórico en el que la contrastación empírica y la búsqueda de la objetividad son menos relevantes que la creencia en sí misma y las emociones que genera a la hora de crear corrientes de opinión pública.

Básicamente, la palabra sirve para señalar una tendencia en la creación de argumentarios y discursos que se caracteriza por partir de la asunción de que la objetividad importa mucho menos que el modo en el que lo que se afirma encaja con el sistema de creencias que sentimos nuestro y que nos hace sentir bien.

La posverdad supone un emborronamiento de la frontera entre la verdad y la mentira, y crea una tercera categoría distinta a las dos anteriores. Una en la que un hecho, ficticio o no, es aceptado de antemano por el simple hecho de encajar con nuestros esquemas mentales.

Los hechos alternativos

A la popularización de posverdad se le ha unido la del concepto alternativa facts, que en castellano se traducen como “hechos alternativos”. Mentiras, vamos. Pero con un matiz: los hechos alternativos, a diferencia de las mentiras en general, tienen detrás un potente aparato mediático y propagandístico que los respalda y que hará todo lo posible por hacer que esas falsedades parezcan explicar la realidad o, al menos, que no parezcan mentiras.

A fin de cuentas, para que algo sea un hecho alternativo necesita algo que le dé impulso y que le permita generar un discurso paralelo a la realidad sin pegarse un castañazo. De otro modo, no sería la alternativa de nada.

Los hechos alternativos, son, antes de ser bautizados como tales por la jefa de la campaña electoral de Trump cuando se le recriminó haber utilizado información falsa, la materia prima de la posverdad. O, visto de otro modo, los elementos cuya existencia han obligado a alguien a crear el concepto de posverdad y utilizarlo en politología y sociología.

Algunos ejemplos de posverdad

Como ejemplos claros de la influencia de la cultura de la posverdad podríamos mencionar el hecho que llevó a utilizar por primera vez el concepto “hechos alternativos” en un contexto de política profesional. Kellyanne Conway, la mencionada jefa de la campaña de  Donald Trump, justificó las barreras interpuestas a los ciudadanos provenientes de países de tradición musulmana que quieren entrar en los EUA señalando que dos refugiados iraquíes habían estado involucrados en la matanza de Bowling Green. La matanza de Bowling Green no ha existido.

Otro ejemplo simple de posverdad son las declaraciones de Sean Spicer, Secretario de Prensa de la Casa Blanca, asegurando que los medios de comunicación habían ocultado deliberadamente la asistencia masiva de ciudadanos con la que contó la investidura presidencial de Trump; según él, la inauguración con la mayor audiencia del mundo.

Pero, por supuesto, los hechos alternativos no han nacido con Trump; son una constante en política. Aquí podríamos mencionar, por ejemplo, las afirmaciones provenientes del gobierno español de que las pensiones están garantizadas cuando los indicadores que cruzan demografía con datos socioeconómicos muestran lo contrario. Si encaja en un discurso que despierta fuertes emociones porque nos representa, es válido, sea cierto o no.

Disonancias cognitivas

En realidad aquello a lo que más o menos hace referencia el término posverdad se viene conociendo desde hace algunos años en psicología; los sacrificios intelectuales que aceptamos con tal de mantener en pie un sistema de creencias que ha arraigado en nuestra identidad. Un fenómeno que señaló, por ejemplo, el psicólogo social Leon Festinguer.

La disonancia cognitiva de la que hablaba Festinguer es ese estado de tensión y conflicto interno que notamos cuando la realidad choca con nuestras creencias. Cuando se produce, intentamos resolver la situación reajustando el encaje entre ese sistema de creencias y la información que nos llega del exterior; mucha veces, elegimos manipular la realidad para mantener lo primero tal y como está.

La posverdad como oportunidad

Pero no todos los aspectos de la post-truth se formulan en negativo, como algo que destruye la manera de ver las cosas que nos caracterizaba antes. También hay un aspecto positivo de la posverdad; no porque sea moralmente bueno, sino porque lleva a construir algo nuevo, en vez de deshacer lo que ya hay.

¿Y qué es lo que aporta la posverdad? La posibilidad de crear un contexto en el que la verdad y la contrastación y presentación de pruebas se valore tan poco que puedan subsistir todo tipo de mentiras e ideas sin pies ni cabeza. Desde que el cambio climático es un mito hasta que la homosexualidad es antinatural, pasando por toda clase de invenciones acerca de países lejanos para crear una excusa que permita invadirlos.

Esta tendencia a renunciar a la honestidad intelectual por el propio bien tiene en los “hechos alternativos” un nombre que le permite legitimarse.

En el mundo de la posverdad literalmente cualquier idea puede dar paso a un discurso válido sobre lo que ocurre en la realidad, siempre y cuando los altavoces por los que se transmite sean lo suficientemente potentes. Saber si es verdadera o no, está de más.

fuente: psicologiaymente.net/social/posverdad

Manipulación

volver a indice

Cinco razones por las que somos tan fácilmente manipulables

A continuación voy a exponer las, a mi juicio, cinco grandes razones de tipo psicológico por las que el ser humano es tan fácilmente manipulable -el tema da mucho juego: pensad en cómo nos manipulan políticos, comerciales, periodistas, directormanipulación2es de banco, curanderos, videntes, charlatanes “new age”, etc etc-. Entiendo que introducir el pensamiento crítico en las escuelas sería de gran ayuda para minimizar el impacto negativo de estos factores, pero por lo visto es más importante el contenido del catecismo. En fin, ahí van las cinco grandes razones por las que siempre nos la comemos doblada:

Nos encanta que nos adulen: Un denominador común de las campañas electorales y comerciales es la adulación. Necesitamos creer que realmente le importamos al político de turno, tan ocupado en la caza y captura de nuestros votos; necesitamos pensar que le caemos bien al encorbatado director de banco que intentaba encasquetarnos acciones de Bankia… en suma, necesitamos oír que somos los más guapos y maravillosos del universo y que se preocupen de nosotros.

Codicia: Qué decir de la codicia humana, el peligrosísimo “nunca es suficiente” que ha arruinado a tantos ahorradores en busca de rentabilidades tan alejadas de su perfil de riesgo real. Un ejemplo sangrante y próximo lo tendríamos en todas aquellas personas que han especulado con el ladrillo y les ha pillado de lleno el crack inmobiliario.

La necesidad de creer en recetas mágicas: Cualquier embaucador que nos ofrezca soluciones mágicas y rápidas a nuestros problemas tendrá muchas posibilidades de dárnosla con queso. Abundan los ejemplos:

* Crecepelos milagrosos, increíbles cremas anticelulíticas, pastillas adelgazantes, etc etc.

* Manuales de autoayuda para hacerte millonario sin esfuerzo, inversiones financieras que prometen revalorizaciones brutales a muy corto plazo…

* Políticos que a cambio de nuestro voto prometen menos impuestos, más empleo, menos delincuencia, vivienda barata, etc etc. Increíble que a estas alturas sigamos picando.

* Charlatanes que nos curarán de todas nuestras dolencias con mamarrachadas varias tales como la curación cuántica, magnetoterapia, pensamiento positivo…

* Tarotistas, videntes, etc…

Miedo: El miedo, consustancial al hombre, es uno de los fundamentos principales de la religión, por ejemplo. Decía Bertrand Russell: “si no tuviéramos miedo a la muerte, no creo que hubiera nacido la idea de la inmortalidad”. Otro ejemplo lo tendríamos en la capitalización del miedo al inmigrante por parte de la ultraderecha.

Capacidad de concentración limitada: La atención humana sólo puede concentrarse en pocos elementos a la vez, de ahí que sea fácil que alguien distraiga nuestra atención con el fin de apartarla de lo que se quiere ocultar. Ejemplo: Se desvía la atención de la opinión pública al peligro del plomo en la gasolina, cuando existen otros componentes muy perjudiciales para la salud y difíciles de eliminar.

PSICOTERAPIA

volver a indice

PSYCHOTHERAPY – Sigmund Freud

Sigmund Freud, the inventor of psychoanalysis, appreciated the many ways in which our minds are troubled and anxious. It isn’t us in particular: it’s the human condition.

Mas sobre psicoterapia:  The School of Life:  PSYCHOTHERAPY

CARL GUSTAV JUNG

Experimento de Milgram

El experimento de Milgram fue una serie de experimentos de psicología social llevada a cabo por Stanley Milgram, psicólogo en la Universidad de Yale, y descrita en un artículo publicado en 1963 en la revista Journal of Abnormal and Social Psychology bajo el título Behavioral Study of Obedience (Estudio del comportamiento de la obediencia) y resumida en 1974 en su libro Obedience to authority. An experimental view (Obediencia a la autoridad. La perspectiva experimental). El fin de la prueba era medir la disposición de un participante para obedecer las órdenes de una autoridad aun cuando éstas pudieran entrar en conflicto con su conciencia personal.

El investigador (V) persuade al participante (L) para que dé lo que éste cree son descargas eléctricas dolorosas a otro sujeto (S), el cual es un actor que simula recibirlas. Muchos participantes continuaron dando descargas a pesar de las súplicas del actor para que no lo hiciesen.

Los experimentos comenzaron en julio de 1961, tres meses después de que Adolf Eichmann fuera juzgado y sentenciado a muerte en Jerusalén por crímenes contra la humanidad durante el régimen nazi en Alemania. Milgram ideó estos experimentos para responder a la pregunta: ¿Podría ser que Eichmann y su millón de cómplices en el Holocausto sólo estuvieran siguiendo órdenes? ¿Podríamos llamarlos a todos cómplices?

Milgram resumiría el experimento en su artículo Los peligros de la obediencia en 1974 escribiendo:

Los aspectos legales y filosóficos de la obediencia son de enorme importancia, pero dicen muy poco sobre cómo la mayoría de la gente se comporta en situaciones concretas. Monté un simple experimento en la Universidad de Yale para probar cuánto dolor infligiría un ciudadano corriente a otra persona simplemente porque se lo pedían para un experimento científico. La férrea autoridad se impuso a los fuertes imperativos morales de los sujetos (participantes) de lastimar a otros y, con los gritos de las víctimas sonando en los oídos de los sujetos (participantes), la autoridad subyugaba con mayor frecuencia. La extrema buena voluntad de los adultos de aceptar casi cualquier requerimiento ordenado por la autoridad constituye el principal descubrimiento del estudio.

Stanley Milgram. The Perils of Obedience (Los peligros de la obediencia. 1974)

Una clase dividida (Jane Elliot, 1968)

El experimento psicosocial que os presentamos hoy trata sobre la intolerancia. En 1968 la maestra de primaria Jane Elliot decidió llevar a cabo un ejercicio pedagógico con sus alumnas y alumnos a raíz de la muerte de Martin Luther King. Se trataba de un experimento basado en la categorización social y su objetivo era concienciar al alumnado de los efectos de la discriminación, tanto en quien la ejerce como en quien la padece.

Consistió en dividir el aula en dos grupos en función del color de los ojos. De esta manera, a los niños y niñas que tuvieran los ojos azules la profesora les diría que son superiores y más inteligentes que los de los ojos marrones y por eso tenían derecho a ir al recreo o podían repetir la comida. Mientras, a los niños de ojos marrones les diría que son más lentos, menos inteligentes y más torpes, por lo que no podrían disfrutar de los privilegios de los primeros. Además, a cada niña y niño de la clase con ojos marrones se les hizo ponerse un pañuelo en el cuello que servía para identificarles rápidamente como el grupo discriminado. Esta separación en el aula rápidamente obtuvo consecuencias y empezaron las peleas entre ambos grupos y las discusiones en clase. Amigos de toda la vida se veían ahora enfrentados simplemente por el hecho de que les habían dicho que eran diferentes.

Al día siguiente, la profesora invirtió los papeles y los niños de ojos marrones pasaron a ser los superiores. Lo curioso es que en ese momento este grupo realizó las tareas y los ejercicios de clase bastante más rápido que lo habían hecho el día anterior y mucho más rápido que el grupo de ojos azules. Cada grupo había adoptado perfectamente el rol de dominantes y subordinados con los correspondientes estados de ánimo de alegría y tristeza en cada uno de ellos. Al finalizar este ejercicio, la profesora les explicó que se trataba de un ejercicio para que se dieran cuenta de cómo actúan los racistas en su país y que si no les parecía justo sentirse discriminados por el color de sus ojos, tampoco es justo perpetuar los prejuicios sociales basados en categorías como el color de la piel.

Más tarde, Elliot desarrolló un experimento similar con funcionarios de una prisión de máxima seguridad de Nueva York y obtuvo resultados sorprendentemente muy parecidos a los de los niños.

Este experimento lo podéis ver en el documental de “A class divided” de William Peters (1985 ) donde enseña el reencuentro de los ex-alumnos 15 años después del experimento con su profesora Jane Elliott en su antigua escuela de Riceville (Iowa) y les muestra las imágenes del experimento. Los antiguos alumnos afirmaron que este experimento pedagógico sobre la discrimiación les había ayudado mucho como personas en sus vidas.

 

jefe vs lider

El origen del Fenomeno OVNI

volver a indice

Abducidos

Imagine que una mañana se despierta y, cuando va a levantarse de la cama, no puede moverse. De repente, en el umbral de la puerta, aparece recortada una figura humana. Intenta decir algo; pero tampoco puede articular palabra. El hombre se aproxima a su cama, lentamente. Usted oye sus pasos y, según se acerca, distingue un cuchillo en una de sus manos. Se angustia. Su compañero de habitación duerme profundamente, ajeno a todo. El individuo llega hasta su lado y levanta el cuchillo, como si fuera a apuñalarle. Sigue sin poder moverse; ni gritar. El cuchillo se precipita hacia su pecho y, cuando siente su punzada, el visitante se esfuma, de su boca sale un gemido y por fin puede moverse. Está empapado en sudor; aunque hasta ese momento no se ha dado cuenta. Todo ha sido producto de su imaginación.

Viñeta de 'Los hombres tigre de Marte', cómic de Buck Rogers de 1930 en el que se narra una abducción.Una cuarta parte de la población sufre en su vida un episodio de parálisis del sueño, si bien uno tan completo como el descrito -con alucinación visual, sonora y táctil- sólo lo experimentan cinco de cada cien personas. Lo aterrador de la vivencia lleva a muchos afectados a buscar una explicación y entonces, en algunos casos, irrumpen los alienígenas. “La creencia en las abducciones es un subproducto de nuestro intento de explicar cosas extrañas que nos pasan. Dado que la mayoría quiere entender sus sentimientos, que muy pocos pensamos como científicos en nuestra vida diaria y que el secuestro extraterrestre es un argumento culturalmente disponible, a menudo me pregunto por qué no hay más gente que crea haber sido abducida”, dice Susan Clancy, psicóloga de la Universidad de Harvard. Una de esas “cosas extrañas” es la parálisis del sueño, que se da al dormirse o al despertarse y se caracteriza por alucinaciones muy realistas.

Las pruebas sobre los secuestros extraterrestres están, a juicio de esta investigadora, en el cerebro de las víctimas. No en forma de implantes puestos ahí por seres de otros mundos; sino como tendencias y recuerdos que pueden servir para desentrañar la verdad sobre las abducciones. Clancy empezó a estudiar el fenómeno hace seis años. Quería saber qué lleva a gente normal y corriente -el abducido chalado es una minoría, un estereotipo que tiene poco que ver con la realidad- a pensar que ha vivido experiencias extraordinarias con alienígenas. Para ello, ha hablado con cientos de creyentes en los platillos volantes, desde los que dicen tener bebés con ADN humano y extraterrestre hasta quienes sólo han visto luces en el cielo. “La única forma de entender por qué la gente cree cosas extraordinarias es preguntándoselo“, afirma en Abducted. How people come to believe they were kidnapped by aliens (Abducidos. Cómo llega la gente a creer que ha sido secuestrada por alienígenas), un libro que acaba de publicar Harvard University Press.

La hipnosis y la verdad

Viñeta de 'Los hombres tigre de Marte', cómic de Buck Rogers de 1930 en el que se narra una abducción.La abducción típica afecta a una persona que, después de ver un objeto en el cielo, es trasladada al interior de una nave extraterrestre. Los alienígenas son seres de piel verde o gris, enclenques, con una cabeza de gran tamaño, ojos almendrados de color negro, sin nariz y con una pequeña boca. Paralizada sobre una camilla, la víctima es sometida a un reconocimiento médico que puede incluir la introducción de instrumentos por el ombligo, la nariz, la boca y el ano; y en otras ocasiones puede ser obligada a mantener relaciones sexuales con uno de los visitantes. Cuando la liberan, no recuerda nada, aunque tiene la sensación de haber vivido una experiencia extraña que, por lo general, aflorará después de someterse a hipnosis.

Clancy sostiene que los recuerdos de los relatos de secuestros extraterrestres son “el resultado de una mezcla de predisposición a la fantasía, distorsión de la memoria, tradiciones culturales, alucinaciones durante el sueño y analfabetismo científico, alimentada e instigada por las insinuaciones y el refuerzo de la hipnoterapia”. Por lo general, los abducidos que ha estudiado -unos cincuenta- sólo se diferencian del resto de la gente en que son más propensos a la fantasía, condición en la que encaja el 4% de la población. En España, más de 1,7 millones de personas. “Muy pocos de ellos creen que han sido abducidos -indica la autora respecto a sus compatriotas más fantasiosos-. Pero es probable que crean en otras cosas raras como los fantasmas, las vidas pasadas, las personalidades múltiples”.

Viñeta de 'Los hombres tigre de Marte', cómic de Buck Rogers de 1930 en el que se narra una abducción.Cuando una de esas personas se enfrenta a un episodio de parálisis del sueño, la búsqueda de explicación le puede llevar a creer que ha sido secuestrada por extraterrestres. Para ello, se necesita de un sistema de creencias que predisponga al sujeto a interpretar lo ocurrido dentro del marco de los encuentros con seres de otros mundos. Desde hace décadas, vivimos en Occidente culturalmente rodeados de alienígenas. Hasta quien no ha tenido nunca el menor interés por el tema, se ha expuesto a un relato de abducción. Clancy pidió una vez a sus estudiantes nicaragüenses, licenciados universitarios, que retrataran un extraterrestre. “Dibujaron un esquelético gris macrocéfalo con grandes ojos y me dijeron lo que esos alienígenas hacían: te secuestran para experimentar contigo y hacer que tengas bebés“.

Hay personas que, en el proceso de búsqueda de una explicación para su parálisis del sueño, recuerdan por su cuenta una abducción; pero la mayoría lo hace después de sesiones de hipnosis. “Las investigaciones hechas durante cuatro décadas han demostrado que la hipnosis es una mala vía para refrescar la memoria. No sólo generalmente no ayuda a recuperar recuerdos de hechos reales, sino que también te hace susceptible a crear falsas memorias, memorias de cosas que no han ocurrido, cosas que te han sugerido o que simplemente te has imaginado”. Sugieren los falsos recuerdos los hipnólogos con sus preguntas y comentarios, que dan origen a historias de abducción, de participación en rituales satánicos, de abusos sexuales… Todo depende del interés del hipnólogo y de la predisposición del sujeto.

Viñeta de 'Los hombres tigre de Marte', cómic de Buck Rogers de 1930 en el que se narra una abducción.Clancy fue en una ocasión hipnotizada por un novato y, a pesar de no ser propensa a fantasear, se inventó un episodio de su infancia que luego comprobó que nunca había pasado. A la psicóloga Elizabeth Loftus, famosa por sus estudios sobre la falsa memoria, un familiar le recordó un día cómo con 14 años había encontrado a su madre ahogada en la piscina de casa. La investigadora pasó tres días horribles, recreando la tragedia. Y se acordó de muchos detalles hasta que un hermano le dijo que la historia no había ocurrido así, que ella no había descubierto el cuerpo de su madre en el agua.

Para los cientos de personas que han recuperado mediante hipnosis la vivencia de un secuestro alienígena, los hechos sucedieron. No importa que nunca hayan estado dentro de un platillo volante ni puedan aportar prueba alguna. Se lo dice su cerebro. Cuando recuerdan la experiencia, sus reacciones fisiológicas son similares a las de los veteranos de guerra y las víctimas de raptos, según han constatado en el laboratorio Susan Clancy y Richard McNally, psicólogo de la Universidad de Harvard. ¿Cómo puede convencerse a alguien de que algo no ha sucedido si lo recuerda de una forma tan traumática?


Secuestrados por los sueños

Betty y Barney Hill, en los años 60.La primera abducción conocida -la del matrimonio formado por Betty y Barney Hill- ocurrió en Estados Unidos en 1961, aunque nada se supo de ella hasta que el periodista John G. Fuller la contó en su libro El viaje interrumpido cinco años después. Acogidos al principio con escepticismo, este tipo de relatos se hizo poco a poco hueco en la mentalidad estadounidense. Así, en 1997, la mitad de los participantes en una encuesta de CNN/Time estaba convencida de que habitantes de otros planetas visitan la Tierra para secuestrar a seres humanos. “Dentro de diez años, creer que los extraterrestres están entre nosotros será quizá tan común como creer en Dios”, augura Susan Clancy.

El caso Hill estableció el guión general de las abducciones. La pareja volvía en coche de vacaciones en la noche del 19 de septiembre de 1961 cuando descubrió una luz en el cielo que les perseguía, se pararon en la cuneta para observarla y al final se desviaron por carreteras secundarias para intentar despistarla. Llegaron a su casa de Portsmouth dos horas después de lo previsto. Betty empezó a leer libros de ovnis y a tener a pesadillas. Acudieron a la consulta del psiquiatra Benjamin Simon y, bajo hipnosis, relataron una historia de abducción. Habían sido sometidos a examen médico en un platillo volante y después liberados, con la memoria convenientemente borrada.

El relato de los Hill, que fueron hipnotizados por separado , tiene muchas inconsistencias. Los visitantes de Betty hablaban en inglés; los de Barney carecían de boca. En el caso de la mujer, sabían manejar la cremallera del vestido; en el del hombre, ignoraban lo que era una dentadura postiza. El psiquiatra que trató al matrimonio concluyó que la historia había sido creada por Betty, a la que interesaban los ovnis ya antes del encuentro y que había contado sus pesadillas con extraterrestres a Barney hasta que éste acabó incorporándolas a sus recuerdos. Los Hill nunca mintieron; pero jamás se encontraron con alienígenas, salvo en los sueños de Betty. Todos los elementos de la historia procedían de la cultura popular, incluso los extraterrestres de ojos envolventes, que, diez días antes de aparecer en una de las sesiones de hipnosis, habían protagonizado un episodio de la serie de televisión The outer limits.

¿Pero qué fue la luz que vieron en el cielo? El estudioso del mito ovni y astrónomo aficionado Robert Sheaffer, autor del libro Veredicto ovni (1980), cree que Júpiter. ¿Por qué? Porque los Hill recordaban haber visto el objeto por primera vez encima de una estrella que estaba cerca de la Luna. Pero aquella noche había dos luces brillantes junto al satélite: Saturno -la estrella– y Júpiter. Así que, de haber habido un ovni, tenían que haber visto la Luna y tres puntos brillantes junto a ella; no dos.


Orígenes en la cultura popular

¿Cuántas personas estan convencidas de haber sido víctimas de una abducción? Millones de personas creen los secuestros extraterrestres y seguramente hay miles convencidas de haber vivido una abducción. Según una encuesta hecha por la Organización Roper en 1991, 3,7 millones de estadounidenses entrarían dentro de la categoría de posibles abducidos. Los autores del estudio no preguntaron directamente a los 5.947 participantes si habían sido secuestrados por alienígenas -argumentaban que son muchas las víctimas que no lo recuerdan-, sino que les pidieron que indicaran si habían sufrido una serie de posibles experiencias, incluida la parálisis del sueño. A partir de esos síntomas, dedujeron que un 2% de los estadounidenses podría haberse encontrado con extraterrestres. El problema es que ninguno de los indicadores es objetivo y que no hay ni una prueba que respalde la realidad de esas vivencias.

¿Cuál es el origen de estas historias? Todos los estudios serios apuntan a que las abducciones son un fenómeno de origen cultural. Hubo tiempos en los que el ser humano mantuvo encuentros con demonios, ángeles, dioses y hadas; pero en el siglo XX esos entes cedieron el sitio a los visitantes de otros mundos. Todos estos encuentros con lo sobrenatural tienen en común que la víctima ha de creer antes en la realidad de esos entes; si no es así, no se encuentra con esos seres.

¿De dónde sacan los abducidos sus recuerdos? ¿Por qué todos los relatos se parecen tanto tengan lugar en Estados Unidos o en Sudáfrica? Porque las historias de abducción forman parte de nuestra tradición. El guión básico de un secuestro alienígena es conocido en Occidente desde hace décadas y ha sido difundido masivamente por el cómic, la televisión y el cine.

Viñeta de 'Los hombres tigre de Marte', cómic de Buck Rogers de 1930 en el que se narra una abducción.¿De cuándo data la primera abducción en nuestra cultura? El estudioso del mito ovni Martin Kottmeyer ha encontrado la primera referencia a una abducción en un cómic de Buck Rogers publicado en EE UU en 1930, tres décadas antes del caso Hill. El episodio de la historieta Los hombres tigre de Marte sigue el esquema de la abducción clásica: captura e introducción en la nave; examen médico; conversación con un tripulante y luego con el líder; teofanía mientras el secuestrado ve la Tierra desde el espacio; y regreso a casa.

¿Cuándo llegan los secuestros alienígenas a la pantalla? La primera abducción apareció en el cine en 1953, en Invaders from Mars: unos extraterrestres grandes, verdes y cabezones secuestran gente para implantar en sus cuellos mecanismos de control. En Abducted. How people come to believe they were kidnapped by aliens, Susan Clancy destaca que en esta película se ve a los visitantes introducir una aguja por el ombligo de una mujer, un lugar común en las historias de secuestros. Un año después, en Killers from space, un abducido presenta una cicatriz y no recuerda el secuestro. El cine pone en imágenes durante los 50 lo que después la ufología convertirá en realidad.

¿De dónde salen los ojos negros y almendrados de los extraterrestres? Martin Kottmeyer descubrió en 1994 que lo único que parecía original del caso Hill, los grandes ojos almendrados de los alienígenas descritos por Barney, tampoco lo es. El hombre recordó esa peculiaridad de sus raptores el 22 de febrero de 1964. Diez días antes, se había emitido en EE UU El escudo Bellero, un episodio de la serie The outer limits en el que los ojos de los alienígenas de ficción son como los del caso Hill.


Entrevista a Susan Clancy
“Las abducciones no pasan en el mundo real”

La psicóloga Susan Clancy, autora de 'Abucted'. Foto: Universidad de Harvard.Susan Clancy se ha convertido en blanco de los ataques de los creyentes en los extraterrestres. Los abducidos odian a esta psicóloga de Harvard porque sus estudios apuntan a que los encuentros con alienígenas no ocurren en la realidad. Profesora del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae) en Nicaragua, la autora de Abducted. How people come to believe they were kidnapped by aliens atiende la llamada de este periódico en Managua.

-¿Qué son las abducciones?

-Las abducciones no suceden en el mundo real. Son las interpretaciones que algunas personas hacen de experiencias y síntomas extraños que sufren.

-Como la parálisis del sueño.

-Exactamente.

-Usted la ha sufrido, ¿no?

-Sí. Sufrí mi primer episodio de parálisis del sueño hace unos cinco años y, aunque conocía el fenómeno, me abrumaron los sentimientos que acompañan una vivencia de ese tipo.

-Pero tenía la ventaja de saber qué le había pasado.

-Era una gran ventaja, sí. Lo interesante es que, aún así, fue algo tan sobrecogedor que durante un momento pensé que igual era verdad lo que me contaban los abducidos.

-¿Qué sintió?

-Estaba flotando y girando en el aire. Al principio, tenía muchísimo miedo; luego, empecé a sentir mucho calor. Entonces, se acabó.

-¿Le ha pasado más veces?

-Dos más. Lo achaco a que tengo tres hijos pequeños -uno de tres años y medio, otro de un año y medio, y un recién nacido- y no duermo muy bien.

-¿Ha visto en esos episodios alguna entidad extraña?

-No. He tenido siempre la misma sensación de flotar, de calor… y de espiritualidad.

-Hay quien ve extraterrestres.

-La parálisis del sueño es para mucha gente el primer paso en una historia de abducción. El segundo consiste en intentar explicar qué es lo que a uno le ha ocurrido.

-Unas veces, la gente recuerda la abducción sin ayuda externa; otras, gracias a terapeutas y a la hipnosis.

-Sí.

-¿Qué piensa del uso de la hipnosis para sacar a la luz abducciones?

-Me parece terrible. La hipnosis es una mala herramienta para averiguar la verdad porque es un estado en el que uno es especialmente sugestionable y puede dar lugar a confusiones y a la creación de falsos recuerdos. En las historias de abducción, se junta todo eso.

-Sin embargo, popularmente se ve la hipnosis como una especie de máquina de la verdad.

-No lo es.

-¿Son los secuestros extraterrestres un fenómeno cultural?

-Sin duda. La mayoría de la gente ignora lo que es la parálisis del sueño; pero mucha sabe lo que es una abducción. La abducción típica aparece ya en un cómic de Buck Rogers de 1930 y después en películas de los años 50. Pero los grandes ojos negros de los extraterrestres no lo hacen hasta un episodio de la serie The outer limits(en España, Rumbo a lo desconocido) emitido en 1964, días antes de que los recordaran los Hill.

-Más recientemente, los hemos visto en películas como Encuentros en la tercera fase y series como Expediente X y Abducidos.

-Sí. En Nicaragua, hay sólo tres canales de televisión y uno está emitiendo ahora Expediente X.

-¿Habrá dentro de poco abducciones en Nicaragua?

-Sí, eso creo.

-Dice en su libro que ser abducido es una vivencia trascendente.

-Aunque en un principio la gente se siente aterrorizada y no entiende por qué le ha pasado, luego es feliz de que le haya ocurrido. Siente algo trascendental.

Publicado originalmente en el diario El Correo.

www.elhabitatdelunicornio.net/podcasts

Psicologia del color y cortos

volver a indice

psychology of color

sobre la violencia de genero y machismo.

adición a las nuevas tecnologías, aislamiento.

ciberbully, film sobre el acoso escolar. inglés y español

gomovies.to/film/13-reasons-why-season

MUNDO AL REVÉS: HETEROFOBIA

The Syria Campaign: In reverse

Thai Life Insurance

Las respuestas de estos jóvenes con cáncer os va a cambiar el modo de ver la vida.

Coaching conferencias

volver a indice

El coaching que procede del verbo inglés to coach, «entrenar», es un método que consiste en acompañar, instruir y entrenar a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir cumplir metas o desarrollar habilidades específicas.

Fred Kofman (Buenos Aires, Argentina, 10 de octubre de 1960) es un escritor, filósofo y coach argentino. Es el director del Conscious Business Center de la Universidad Francisco Marroquín y el presidente del Consejo Académico de la empresa Axialent, una consultora internacional.

Desde 1996, Kofman ha creado e impartido programas de liderazgo, dominio personal, aprendizaje en equipo, efectividad organizacional y coaching para ejecutivos y consultores de firmas alrededor del mundo. También ha dirigido seminarios en universidades de Estados Unidos, Europa, Sur América y Asia.

Es además miembro fundador del Free Cities Institute de la Universidad Francisco Marroquín (2011), que promueve las ciudades libres que son la versión de libre mercado de las ciudades charter, para innovar las formas de gobierno del futuro. Asimismo es miembro del directorio del Instituto Mises Hispano que busca promover la escuela austriaca y el libertarismo entre el público hispanohablante siguiendo la línea del Mises Institute de Alabama.

Actualmente es un “influencer” de LinkedIn siendo uno de los columnistas más leídos.

The Butterfly Circus

volver a indice

Anuncios